Fuerzas iraquíes se acercaban el miércoles al principal complejo del gobierno en la mitad occidental de Mosul, mientras continúan los combates con el grupo extremista Estado Islámico, dijo un comandante de la policía de Irak.

Las Fuerzas de Respuesta Rápida de la Policía Federal estaban a unos 800 metros del conjunto de edificios gubernamentales, explicó el general Thamir al-Hussaini, comandante del cuerpo. Recuperar el complejo sería una victoria simbólica para las fuerzas iraquíes en su último operativo para expulsar a la milicia radical de la parte oeste de la ciudad.

Según Al-Hussaini, las tropas avanzaron junto al Tigris tras recuperar el control del extremo de un puente destruido que cruzaba el río. Describió esa toma como un avance militar "estratégicamente importante" que ayudará a acortar las rutas de suministro y podría permitir a los civiles atrapados en la zona pasar a la parte este, controlada por el gobierno.