La incertidumbre en torno a la campaña del conservador François Fillon creció el miércoles después de que el candidato a la presidencia de Francia cancelara de improviso un acto de campaña en la principal feria agrícola del país, varios días después de que la fiscalía ampliara una pesquisa de corrupción en su contra.

El equipo de campaña de Fillon no dio motivos para la súbita cancelación de su aparición en el Salon d'Agriculture, aunque dijo que tenía previsto hacer una comparecencia en su sede de campaña más tarde el miércoles.

La fiscal financiera Eliane Holulette negó las noticias sobre que Penelope hubiera sido interrogada el miércoles en comisaría por la investigación, que gira en torno a unos supuestos empleos parlamentarios falsos de parientes de Fillon. La fiscal no hizo comentarios sobre las noticias de que la pareja habría recibido una citación para un interrogatorio este mes.

Fillon fue el favorito en los sondeos para las elecciones en dos rondas de abril y mayo, pero ha perdido apoyo debido a la investigación, que él describe como una campaña de desprestigio sin fundamento. La fiscalía financiera subió la pesquisa de categoría el viernes, abriendo camino a que puedan presentarse cargos contra Fillon. Él ha negado cualquier irregularidad

El candidato conservador había dicho en un principio que se retiraría de la campaña si se presentaban cargos en su contra, pero después dijo que estaba decidido a que los votantes decidieran su destino.

El partido Los Republicanos de Fillon no tiene un reemplazo claro si su candidato se retira. El finalista de las primarias, el más centrista Alain Juppe, ha dicho que no querría postularse en lugar de Fillon.

Fillon también se ha reunido en las últimas semanas con el expresidente Nicolas Sarkozy, que fue tercero en las primarias del partido.

Tras una investigación preliminar iniciada el 25 de enero, la fiscalía financiera decidió abrir una pesquisa judicial formal, derivando el caso a jueces instructores que pueden presentar cargos o desestimarlo. No se ha identificado a nadie en la investigación judicial sobre varios cargos, como apropiación indebida de fondos públicos, malversación de fondos públicos y tráfico de influencias.

El semanario de investigación Le Canard Enchaine informó de que se habían hecho pagos a Penelope Fillon y dos de los cinco hijos de la pareja por un valor total de más de 1 millón de euros (1,1 millones de dólares) a lo largo de varios años.

En el momento en que se canceló el acto de Fillon en la feria agrícola había personal de campaña y miembros de su partido esperándole en el lugar.

Se han producido protestas en sus últimos actos de campaña para las elecciones, en las que se espera que la candidata de ultraderecha Marine Le Pen obtenga un buen resultado.