El Senado estadounidense expresó el martes su preocupación por la situación interna en Venezuela y pidió la liberación de opositores a quienes calificó de presos políticos.

En una resolución aprobada por unanimidad, la cámara alta también exhortó a los miembros de la Organización de Estados Americanos adoptar medidas para abordar la crisis en la nación caribeña.

El texto, presentado por el republicano Marco Rubio y los demócratas Ben Cardin y Dick Durbin, llama además porque Venezuela se apegue a un proceso democrático.

El secretario general de la OEA Luis Almagro anunció a comienzos de mes que actualizaría el informe con el que invocó el año pasado la Carta Democrática Interamericana, al considerar que el orden democrático en Venezuela ha sufrido alteraciones graves.

Los venezolanos padecen una aguda crisis política agravada por una inflación galopante y una severa escasez de alimentos e insumos básicos.