Gobernador de Puerto Rico anuncia medias contra crisis

El gobernador de Puerto Rico anunció el martes que eliminará los subsidios, reducirá en casi 75% el número de agencias públicas y aumentará el costo de algunos servicios públicos, para reducir el...

El gobernador de Puerto Rico anunció el martes que eliminará los subsidios, reducirá en casi 75% el número de agencias públicas y aumentará el costo de algunos servicios públicos, para reducir el gasto y aumentar los ingresos como le fue ordenado por un consejo de control federal en medio de una recesión económica.

El gobernador, Ricardo Rosselló, delineó estos y otros cambios planeados durante su primer discurso del estado de la unión luego de tomar el cargo el mes pasado. Dijo que no despedirá a empleados públicos, implementará nuevos impuestos ni aumentará los existentes, pero advirtió que el territorio estadounidense será transformado en los próximos años para enfrentarse a un déficit de 7.000 millones de dólares y buscará reestructurar casi 70.000 millones de dólares en deuda pública.

"No estoy aquí para establecer falsas expectativas", dijo durante su discurso de casi dos horas. "Aquí tendremos que hacer cambios grandes. Puerto Rico no aguanta más".

El consejo de control federal exige que el gobierno de Puerto Rico aumente sus ingresos en 1.500 millones de dólares y reduzca el gasto en unos 3.000 millones de dólares en los próximos tres años, un periodo que Rossello ha dicho que es irreal.

También rechazó varias recomendaciones del consejo, como reducir la nómina del gobierno en un 30%, al argumentar que obligaría el despido de 45.000 funcionarios públicos. También se negó a reducir el costo de seguridad social en 1.000 millones de dólares y reducir el sistema de pensión pública en 10%, que se estima que se quedará sin efectivo dentro de un año.

En lugar de eso, propuso otras medidas como reducir el número de agencias gubernamentales de 131 a 35 en los próximos cinco años para generar 460 millones de dólares al año en ahorros. Rossello también dijo que planea eliminar los subsidios a 78 municipalidades de Puerto Rico para ahorrar 350 millones de dólares anuales y reducir las vacaciones de funcionarios públicos de 30 a 15 días para un ahorro de unos 200 millones de dólares al año. Otra propuesta es reducir el pago de pensiones a aquellos que reciban más de 2.000 dólares al mes.

Rossello señaló que los puertorriqueños han sufrido demasiado durante la crisis económica que ya lleva 10 años y que impulsó al exgobernador a implementar nuevos impuestos y aumentar los recibos de servicios públicos, entre otras cosas.

"Los sacrificios más severos han recaído sobre los más vulnerables en nuestra sociedad", dijo. "La solución a la crisis no puede ser penalizándolos aún más".

Más de un cuarto de millón de puertorriqueños han llegado a Estados Unidos continental en la última década y muchos creen que las próximas medidas de austeridad sólo aumentarán esa cifra.

___

Danica Coto está en Twitter como: www.twitter.com/danicacoto