Allanamientos en Alemania en relación con extremista

La policía allanó el martes decenas de lugares en Berlín relacionados con una mezquita frecuentada por Anis Amri, el hombre que atacó un mercado navideño con un camión, y después de que las...

La policía allanó el martes decenas de lugares en Berlín relacionados con una mezquita frecuentada por Anis Amri, el hombre que atacó un mercado navideño con un camión, y después de que las autoridades proscribieron la organización islámica que opera el templo.

Unos 450 agentes allanaron 24 localidades en Berlín, el vecino estado de Brandemburgo y en Hamburgo, en el norte de Alemania, a partir de las 6 am. Además de la mezquita, revisaron 15 apartamentos, dos oficinas y seis celdas de prisión. No hubo arrestos.

Altos funcionarios de seguridad dijeron que las autoridades estuvieron vigilando la mezquita, que cerró la semana pasada, por preocupaciones de que era punto de reunión de extremistas islámicos y se había utilizado como plataforma para enviar a personas y equipo militar a zonas de conflicto. Un esfuerzo para prohibir la organización a cargo de la mezquita, conocida como Fussilet 33, fue abandonado el año pasado.

Esa decisión fue muy criticada meses más tarde cuando se conoció que Amri había visitado la mezquita una hora antes de embestir con un camión una multitud en un mercado navideño en Berlín el 19 de diciembre, en un ataque que dejó 12 muertos y decenas de heridos. Amri, un tunecino de 24 años, murió baleado por policías italianos cuatro días después.

El máximo funcionario de seguridad de Berlín dijo que las autoridades habían confiscado fondos de Fussilet 33, cerrado su website e impuesto una proscripción total para impedir que la organización se establezca de nuevo bajo otro nombre o en otra localidad.

"Fue necesario proscribir la organización y todas las organizaciones sucesoras para frenarlo de una vez por todas", les dijo Andreas Geisel a reporteros. "Las personas que predican odio no tienen cabida en esta ciudad".

Geisel dijo que varios miembros prominentes de Fussilet 33 habían sido arrestados previamente bajo sospechas de apoyar a organizaciones extremistas como el Estado Islámico y Jund al-Sham. Documentos y aparatos electrónicos confiscados en las redadas del martes eran examinados para determinar si miembros de la organización sabían de los planes de Amri, dijo.

"Actualmente no tenemos indicios de otros planes concretos de ataques en Berlín", dijo.