Dañan más de 100 lápidas en cementerio judío en Filadelfia

Más de 100 lápidas sufrieron graves daños por vandalismo en un cementerio judío en Filadelfia, hecho descubierto menos de una semana después que se registró un acto similar en Missouri, informaron...

Más de 100 lápidas sufrieron graves daños por vandalismo en un cementerio judío en Filadelfia, hecho descubierto menos de una semana después que se registró un acto similar en Missouri, informaron las autoridades el domingo.

Un hombre que visitó el cementerio llamó a la policía a las 9:40 de la mañana del domingo para reportar que tres lápidas de sus familiares habían sido derribadas y dañadas.

"El cementerio fue inspeccionado y se encontró que aproximadamente 100 lápidas más fueron derribadas", lo que ocurrió al parecer durante la oscura noche del sábado, señaló una vocera de la policía en un comunicado. La División de Detectives del Noreste realizará una investigación por delito contra la propiedad y vandalismo en área de adoración religiosa, explicó la portavoz.

La Federación Judía de la Zona Metropolitana de Filadelfia tiene registrado al Mount Carmel como un cementerio judío.

Emmanuel Nahshon, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores israelí, calificó el reporte como "ofensivo y una fuente de preocupación", aunque agregó que tenía "plena confianza" en que las autoridades en Estados Unidos atraparán y castigarán a los responsables.

Los daños fueron causados menos de una semana después que la administración de un cementerio judío ubicado en los suburbios de San Luis, Missouri, reportó que más de 150 lápidas fueron dañadas, muchas de ellas derribadas.

La policía indicó la tarde del domingo que la Liga Anti-Difamación, que cuenta con apoyo de la Fundación Familia Mizel, ofrece una recompensa de 10.000 dólares a cambio de información que conduzca al arresto y condena de los responsables.

Jim Kenney, alcalde de Filadelfia, aseveró que las autoridades hacen todo lo posible por encontrar "a quienes profanaron este sitio de descanso final".

"Mi corazón se rompe por las familias que encontraron derribadas las lápidas de sus seres queridos", declaró en un comunicado. "El odio no es permitido en Filadelfia".

Aarón Mallin dijo al canal WPVI-TV que descubrió el daño al visitar la tumba de su padre. Calificó el hecho como "muy deprimente" y añadió que espera que no haya sido un intento de ataque antisemita.

"Espero que hayan sido algunos chicos borrachos", comentó. "Pero el hecho de que hayan sido tantas lleva a uno a pensar que quizá fueron elegidas como objetivo".