Emigrants at Ellis Island – two Italian children
Dos niños inmigrantes italianos retratados en el centro de inmigración de Ellis Island, en Nueva York French National Library - Bibliothèque Nationale de France,

Que Europa no es el mejor sitio para vivir no es cosa nueva, como a veces tenemos la tentación de deducir del análisis parcial y bastante egoísta generacionalmente hablando que se formula desde el amargo escenario de la crisis que padecemos. El continente siempre expulsó a sus habitantes a lo largo de la historia por múltiples razones: persecuciones religiosas, raciales y políticas, motivos económicos, hambrunas, modificaciones fronterizas, desentendimiento de los gobiernos hacia los más débiles... En suma, los mismos factores que empujan a la emigración presente: miseria tangible o miseria moral.

Entre medidados del siglo XIX y el primer cuarto del XX más de 60 millones de ciudadanos de Europa eligieron, casi siempre con mucho drama y dolor personales por medio, dar la espalda a sus tierras natales y largarse a buscar fortuna en un hogar adoptivo más acogedor. La exposición online Leaving Europe: A new life in America (Abandonando Europa: una vida nueva en América) muestra gráficamente el proceso de aquella gran oleada migratoria, una de las mayores de la historia de la humanidad, hacia los EU, que acogieron a la mitad de los migrantes europeos.

Colaboración de la Comisión Europea y Harvard

La muestra, diseñada exclusivamente para Internet, está organizada por Europeana, una división sin ánimo de lucro que forma parte del proyecto European Library. El portal web, que se dedica al intercambio de conocimiento, la difusión de material de los archivos públicos europeos y la organización de completas y atractivas exposiciones online, está financiada por eContenplus, el programa de desarrollo de las tecnologías de la comunicación de la Comisión Europea. Para Europe: A new life in America, Europena se ha aliado con la Digital Public Library of America (DPLA), el proyecto de biblioteca digital mundial que apadrina la Universidad de Harvard.

La exposición —solamente disponible, por desgracia, en inglés y francés— narra la historia de la emigración europea hacia los EU durante los siglos XIX y XX, cuando se registraron dos grandes oleadas. En la primera (1850-1975) partieron personas de los países del centro y el norte del continente, sobre todo del Reino Unido, Alemania, Irlanda, Suecia y Noruega. La segunda (1875-1930) involucró a europeos del sur y el este, sobre todo de Italia, España, Portugal, Polonia y Rusia.

Los inmigrantes levantaron EU

Mediante fotos, manuscritos, recortes de prensa, cuadros, grabados, cartas personales, archivos de audio y documentos gubernativos de una veintena de instituciones, bibliotecas y archivos de Europa y EU, el visitante puede recorrer el proceso migratorio y observar como los emigrantes europeos de esta época llegaron a un país que estaba transformando la estructura económica agrícola —en la que se habían insertado los mucho menos numerosos inmigrantes de épocas anteriores— hacia un modelo industrial.

Limpiaron zapatos, trabajaron en minas...  Los nuevos ciudadanos llegados del viejo continente "colocaron vías de tren, trabajaron en fábricas, abrieron pequeños restaurantes, barberías, puestos de limpieza de zapatos, trabajaron en minas y en la industria textil, produjeron hierro, en proyectos de gas, electricidad y sistemas hidráulicos. Los inmigrantes levantaron los EU, desarrollaron sus infraestructuras, influyeron en la política e hicieron avanzar la cultura...  Tuvieron un profundo impacto en el país, fueron valientes y orgullosos y, al mismo tiempo, con el desarraigo de sus países natales, cambiaron profundamente sus propias vidas", dicen los organizadores de la exposición.

Seis apartados temáticos

Hay seis grandes apartados temáticos, todos acompañados por textos de historiadores, sociólogos y estudiosos de los procesos migratorios. The Homeland of Migration Groups explora la situación en los países cuyos habitantes se vieron obligados a marcharse en masa, con referencias amplias al Reino Unido e Irlanda, el este de Europa, el sur y los países escandinavos. Motivations and Aspirations (Motivos y aspiraciones) se detiene en las razones que subyacían en la decisión de emigrar, desde la creencia de que los EU era un lugar donde forjar los sueños y hacerlos realidad hasta las persecuciones religiosas, raciales y políticas que imponían la marcha como la única forma de salvar la vida.

La travesía del Atlántico en barco era de entre 40 y 90 díasDeparture and Arrival  analiza las eventualidades de los viajes transatlánticos (de 40 a 90 días) y los lugares de salida y entrada. Life in America, Nativism y Contact with Homelands desarrolla el proceso difícil de adaptación, los problemas con los ciudadanos estadounidenses y los intentos de mantener vivas las raíces dejadas atrás.