Ciudad de Kansas conmocionada por tiroteo donde murió indio

Un bar en una ciudad suburbana de Kansas City donde un hombre de India fue asesinado y otros dos resultaron heridos estaba por reabrir sus puertas el sábado, en momentos en que la comunidad trata de...

Un bar en una ciudad suburbana de Kansas City donde un hombre de India fue asesinado y otros dos resultaron heridos estaba por reabrir sus puertas el sábado, en momentos en que la comunidad trata de recuperarse de un ataque que según testigos fue motivado por motivos raciales.

El Austins Bar and Grill en Olathe, Kansas, fue cerrado desde el ataque a disparos del miércoles. Testigos dicen que un hombre acusado de disparar en el bar atestado le gritó a dos hombres indios: "fuera de mi país".

Seguidamente, el sospechoso identificado como Adam Purinton abrió fuego y mató a uno de los hombres e hirió al otro, así como a un tercer hombre que trataba de auxiliar a las víctimas.

Horas más tarde, Purinton —un ex controlador aéreo de 51 años— al parecer le dijo a un barman en otro pueblo que necesitaba un lugar para esconderse porque había matado a dos hombres del Oriente Medio.

En India, el padre de uno de los heridos dijo que el ataque del miércoles fue un crimen de prejuicio, pero las autoridades se negaron el viernes a hablar de un motivo mientras sigue la investigación. El tiroteo alimentó temores sobre el tratamiento a inmigrantes, que se sienten amenazados luego de los intentos del presidente Donald Trump de prohibir el ingreso de personas de varios países mayormente musulmanes, construir un muro en la frontera con México y priorizar en todo lo posible a Estados Unidos.

Trump ha hablado reiteradamente de la amenaza representada por grupos terroristas islámicos. Los dos indios atacados en Kansas profesaban la religión hindú.

El hombre muerto fue identificado como Srinivas Kuchibhotla, de 32 años. Su viuda dijo que fue a Estados Unidos en 2005 para obtener una maestría en la Universidad de Texas en El Paso y que trabajó seis años en Iowa antes de mudarse al área de Kansas City.

"No merecía morir así", dijo Sunayana Dumala el viernes en una conferencia de prensa organizada por la compañía que empleaba a su esposo, Garmin, un fabricante de equipos de GPS. "No sé qué decir. He leído muchas veces en periódicos sobre tiroteos en algunos lugares. Siempre me preocupaba, '¿Estamos haciendo bien en quedarnos en Estados Unidos?' Pero él siempre me decía que en Estados Unidos pasan cosas buenas".

Aunque no mencionó a Trump por nombre, expresó su furia con el gobierno estadounidense y preguntó qué va a hacer para frenar los crímenes de prejuicio. "No todo el mundo es dañino para este país", dijo.

Purinton fue encarcelado bajo cargos de asesinato e intento de asesinato. Su primera comparecencia fue programada para el lunes.

Los otros hombres que fueron baleados fueron identificados como Alok Madasani, de 32 años, quien fue dado de alta del hospital el jueves, y Ian Grillot, de 24 años, que permanece hospitalizado.

En una entrevista telefónica con The New York Times el viernes por la noche, Madasani describió los comentarios hechos por el sospechoso. "Nos preguntó qué visa teníamos y si estábamos aquí ilegalmente", agregó Madasani. Ambos hombres recibieron educación en Estados Unidos, donde también trabajaban legalmente.