Automobile in corsa, 1913
Una de las piezas por la que se esperan las ofertas más elevadas es este dibujo del futurista italiano Giacomo Balla Cortesy Sotheby's

Dicen que se trata del último "tesoro escondido" del arte europeo de vanguardia de entre 1910 y 1930 y que la subasta va a ser histórica. Catorce piezas de, entre otros, Giacomo Balla, Joan Miró, Francis Picabia, Pablo Picasso, Paul Gaugin y Juan Gris, van a ser puestas a la venta por la casa de pujas Sotheby's en la que será una de las subastas más espléndidas de los últimos años y la más importante de una colección privada desde 1990.

Los subastadores han titulado la colección Futur! Masterworks of the Avant-Garde (¡Futuro! Obras maestras de las vanguardias) y anuncian que en la puja, anunciada para el 6 de noviembre en Nueva York, esperan obtener entre 67,2 y 95,1 millones de dólares (47 y 71,5 millones de euros), dado que se trata de piezas de "calidad museística" y quizá el "mejor grupo de obras maestras modernistas" en salir al mercado desde la mítica venta en 1990 de la colección de arte de la millonaria estadounidense Lydia W. Malbin (1897-1989), donde la caja llegó a ingresar 74,3 millones de dólares.

"Raramante hay tanto poder"

Desde Sotheby's —que expondrá el lote en su sede londinense del 12 al 17 de octubre y luego en la de Nueva York desde el 1 de noviembre— están seguros de que se trata de un "tesoro del modernismo", porque "raramente las colecciones exploran un tema con tanto poder", dice Simon Shaw, jefe del área de Arte Moderno e Impresionista de la casa de subastas.

La colección tiene obras del dadaísmo, surrealismo, futurismo, cubismo... Más allá de proclamas de venta, esta vez la afirmación es certera: la colección, cuyos propietarios, un matrimonio, no han sido revelados aunque sí la procedencia suiza, engloba con obras altamente representativas a todas las escuelas artísticas del explosivo primer tercio de siglo europeo. Desde el dadaísmo y el surrealismo hasta el futurismo, el cubismo y la abstracción, todas las vanguardias están bien representadas en la colección.

El mismo asesor que Yves Saint Laurent

Un valor añadido que garantiza que las pujas serán reñidas es que el conjunto fue montado con el asesoramiento del marchante francés Alain Tarica, famoso por haberse encargado de la colección de Yves Saint Laurent. Tarica ha explicado que las obras que se subastan ahora fueron adquiridas entre los años sesenta y setenta. "De la misma manera que el Renacimiento italiano fue un período excepcionalmente rico de renovación cultural radical y ruptura con las tradiciones, la primera mitad del siglo XX  en Europa también marcó una importante revitalización de las artes. Esta pareja quería construir una colección centrada en las vanguardias de ese momento, cuando los artistas estaban trabajando, como los renacentistas, como genuinos innovadores".

Un cuadro futurista con una madeja de espirales que representa a un automóvil Se espera que una de las obras más disputadas en la subasta sea Automobile in corsa, una obra de 1913 del futurista italiano Giacomo Balla, que tiene un valor estimado de entre 12 y 18 millones de dólares. El dibujo es una madeja de espirales de un gran poder cinético que reflejan el "dinamismo universal" de los primeros años del siglo pasado.

Otras piezas notables son Bonheur d’aimer ma brune dates (Joán Miró, 1925), Volucelle II (Francis Picabia, 1920) y Tabac, journal et bouteille de vin rosé (Juan Gris, 1914), que Sotheby's espera vender, respectivamente, en hasta 12, 8 y 10 millones de dólares.