El Salvador: condenan asesinatos de mujeres transexuales

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador condenó el viernes el asesinato de tres mujeres transexuales y llamó a las autoridades a investigar estos crímenes.Sin embargo...

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador condenó el viernes el asesinato de tres mujeres transexuales y llamó a las autoridades a investigar estos crímenes.

Sin embargo, un defensor de los derechos humanos de la comunidad LGTBI fustigó tanto a la Procuraduría como a las autoridades por "guardar silencio" ante la situación. "No están haciendo nada; sólo en este mes tenemos cinco homicidios y en lo que va del año hemos registrado 17 crímenes por odio a la comunidad LGTBI", dijo a The Associated Press, William Hernández, de la Asociación Entre Amigos.

La Procuradora Raquel Caballero de Guevara emitió un pronunciamiento público en su calidad de defensora del pueblo, en el que rechaza y condena el asesinato de Yasuri Orellana, Daniela Rodríguez y Elizabeth Castillo, perpetrados por desconocidos en dos hechos diferentes, en el departamento de La Paz, al este de la capital.

Las autoridades informaron que el 18 de febrero, Orellana y Rodríguez fueron atacadas con armas de fuego por sujetos no identificados que conducían un vehículo en el municipio de San Luis Talpa, departamento de La Paz, a 35 kilómetros al sudeste de San Salvador. Cuatro días después fue encontrado el cuerpo sin vida de Elizabeth, una mujer transexual que se presume fue secuestrada y asesinada tras participar en los actos fúnebres de Orellana y Rodríguez.

Según las Investigaciones de la Procuraduría, las dos primeras fueron encontradas con disparos en el cuerpo y la última, quien desapareció el lunes 20 de febrero, fue localizada atada de pies y manos y con lesiones en el rostro y cuello.

Hernández destacó que hace un par de semanas dos miembros de la comunidad LGTBI fueron secuestrados en el municipio de Perulapía, a 21 kilómetros al nordeste de San Salvador, y "asesinados al estilo de los escuadrones de la muerte" que actuaron con impunidad durante la Guerra Civil que abatió a este país de 1980 a 1992. Los cuerpos fueron amarrados, envueltos en sábanas y tirados desde un vehículo en el pueblo. "Esto es un mensaje, para decirles 'esto va a pasar', como lo hacían los escuadrones de la muerte durante la guerra", agregó.

En su pronunciamiento, la defensora del pueblo formuló un llamado a la Fiscalía General de la República y a la Policía Nacional Civil, para "investigar dichos asesinatos con la debida diligencia y sensibilidad, por considerar que estos podrían ser motivados por odio hacia la expresión de género o/y orientación sexual de las víctimas".

No obstante, Hernández criticó que poco o nada se está haciendo para investigar, perseguir y castigar a los que están asesinando a los miembros de la comunidad LGTBI. "Hemos dicho que el Estado que guarda silencio es cómplice de los crímenes y lamentamos que la señora procuradora haya tardado tanto en pronunciarse", manifestó.

Entre 2009 y 20016, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos ha investigado y documentado "diecinueve casos de vulneración del derecho a la vida de personas de la población LGBTI, evidenciando con ello, la impunidad, inseguridad jurídica, retardación, poco o nulo acceso a la justicia, con la falta de respuesta y judicialización de los mismos".