13 migrantes se asfixian en contenedor en Libia

Trece migrantes africanos se asfixiaron dentro de un contenedor de carga mientras eran transportados durante cuatro días entre dos ciudades libias, dijo el jueves un funcionario de la Media Luna Roja...

Trece migrantes africanos se asfixiaron dentro de un contenedor de carga mientras eran transportados durante cuatro días entre dos ciudades libias, dijo el jueves un funcionario de la Media Luna Roja.

Osama al-Fadly, jefe de la Media Luna Roja en Libia, dijo a The Associated Press que los fallecidos eran parte de un grupo de 69 migrantes, muchos de Mali, que estaban en el contenedor cerrado, que era transportado desde la ciudad central de Bani Walid hasta Khoms, en el occidente libio. De allí los migrantes iban a ser llevados a través de Mediterráneo.

En lugar de ello, los traficantes dejaron su cargamento humano cerca de una fuerza antitráfico en Khims el martes. Al-Fadly dijo que las muertes ocurrieron el lunes.

Dijo que muchos de los sobrevivientes sufrieron fracturas cuando fueron lanzados del contenedor. Una niña de 5 años estaba entre los sobrevivientes. Dos de los muertos tenían 13 y 14 años, dijo.

En su página en Facebook, la Media Luna Roja de Khoms colocó fotos de los sobrevivientes, algunos de ellos con brazos vendados, ojos inflamados y moretones. Los cadáveres de las víctimas fueron colocados en fila, cubiertos con mantas y entonces trasladados en bolsas plásticas que la Media Luna Roja marcó con los nombres y números de los identificados por otros migrantes.

La tragedia es una de las más recientes en Libia, donde el tráfico humano ha incrementado en medio del caos en ese país norafricano desde el derrocamiento en el 2011 del dictador Moamar Gadafi.

Gobiernos rivales basados en el este y el oeste de Libia dependen de milicias para el orden y la seguridad. Pero esas milicias han tenido un incremento de armamento y miembros y algunas se han involucrado en el tráfico de migrantes.

Grupos de derechos humanos dicen que muchos migrantes que cruzan el país han sido torturados, violados y sometidos a trabajo forzado. Al acercarse el fin del invierno, el número de migrantes que tratan de cruzar el Mediterráneo aumenta y las muertes se disparan.