Interior de una iglesia
Interior de una iglesia, en una imagen de archivo. ARCHIVO

Un pastor de origen argentino en una iglesia de Norwalk, California fue arrestado por sospechas de abuso en contra de por lo menos 20 mujeres, amenazadas por su condición migratoria, dijeron este jueves autoridades policiales.

El acusado es Jorge Juan Castro de 54 años y de origen argentino EIdentificado como Jorge Juan Castro, de 54 años, este pastor asociado de la iglesia Buenas Nuevas, en el suburbio angelino de Nowark, forzaba a las mujeres para que se dejaran tocar porque aseguraba que sus manos "las sanaban".

Las víctimas, que sólo hablan español y algunas se habían resistido a hablar por temor a la deportación, denunciaron que el pastor abusaba de ellas cuando acudían a la iglesia evangélica o les hacía visitas domiciliarias.

Castro, quien llegó a Los Ángeles en 2004, fue detenido y acusado desde la semana pasada, y se ha llamado a la comunidad a presentar denuncias.

Castro enfrentará cargos por seis delitos, entre ellos violación, penetración con un objeto extraño y sexo oral.

El detenido engañó a las mujeres, con edades de 18 a 39 años, al asegurarles que los actos sexuales sólo formaban parte de un proceso de sanación, explicó el capitán Robert Esson del Departamento del Sheriff de Los Ángeles.

Además, las amenazó con ridiculizarlas en la iglesia si se atrevían a denunciarlo.

Las primeras pesquisas en su contra iniciaron con base en una denuncia registrada en abril pasado.

La policía confinó a Castro en la cárcel del Condado de Los Ángeles con una fianza de 2 millones de dólares.