Confirman a Alexandre de Moraes para Corte Suprema de Brasil

El senado brasileño confirmó el miércoles al ministro de justicia saliente para que se integre a la Corte Suprema, con lo que hizo a un lado las dudas sobre sus vínculos con el asediado presidente...

El senado brasileño confirmó el miércoles al ministro de justicia saliente para que se integre a la Corte Suprema, con lo que hizo a un lado las dudas sobre sus vínculos con el asediado presidente Michel Temer en un momento en el que el tribunal supervisa las investigaciones de corrupción de altos políticos.

Alexandre de Moraes fue aprobado con una votación de 55-13 y reemplazará al juez Teori Zavascki, quien falleció en enero en un accidente de aviación cerca de Río de Janeiro.

Zavascki había estado al frente de los casos que involucran a altos políticos durante una extensa investigación de corrupción centrada en la paraestatal petrolera Petrobras. En algunos de esos casos se ha implicado a Temer, aunque no ha sido acusado formalmente, lo que genera preocupación sobre la independencia de las nominaciones que pudiera presentar para la Corte Suprema.

Moraes, de 48 años, es influyente miembro desde hace tiempo del Partido de la Social Democracia Brasileña, de centro-derecha, se ha desempeñado en una serie de cargos gubernamentales y ha escrito libros de texto sobre derecho. Sus partidarios resaltaron que es uno de los investigadores más citados en las decisiones de la Corte Suprema.

Moraes rechazó las exhortaciones de los legisladores de la oposición para que se retire de cualquier caso de corrupción política.

Con un clima político inestable a causa de las decenas de políticos que han sido implicados, el senador Lindberg Farias, del Partido de los Trabajadores, advirtió que la negativa a retirarse de esos casos provocaría que muchos brasileños pensaran que Moraes fue elegido para que intervenga de manera específica en ellos.

Los críticos han acusado a Moraes de plagiar algunos de sus textos legales, de encubrir los negocios de su esposa y de tener vínculos con una cooperativa de transporte que supuestamente tiene nexos con delincuentes. Moraes rechaza todas las acusaciones.