Reprograman cirugía de exdictador panameño Manuel Noriega

Médicos de Panamá reprogramaron la cirugía del exdictador Manuel Noriega, que está bajo prisión domiciliaria, según dio a conocer su abogado durante una audiencia de control celebrada el martes.La...

Médicos de Panamá reprogramaron la cirugía del exdictador Manuel Noriega, que está bajo prisión domiciliaria, según dio a conocer su abogado durante una audiencia de control celebrada el martes.

La fecha fue establecida tras realizar nuevos exámenes y evaluaciones médicas a Noriega en las últimas semanas. El exgeneral cumple prisión domiciliaria por tres meses desde el pasado 28 de enero, la cual le fue otorgada por un tribunal judicial para que se preparase para la cirugía en la que se le extirpará un tumor cerebral benigno.

El procedimiento estaba inicialmente programado para el 15 de febrero, pero no se realizó.

Noriega estuvo ausente en la cita judicial que fue solicitada por un juez de cumplimiento para conocer y evaluar sí el exdictador estaba cumpliendo o no con los parámetros que se le impusieron al otorgársele el beneficio.

El juez pidió que las constancias del traslado de Noriega al hospital sean incorporadas al expediente. También resaltó que Noriega no ha presentado las certificaciones médicas de las fechas en las que ha acudido al hospital para sus exámenes y evaluaciones y dio un plazo de tres días para que las presente.

En la audiencia se informó que Noriega acudió al hospital público Santo Tomás, donde se le atiende, los días 10, 14 y 16 de febrero mientras ha estado en arresto domiciliario. En dichas citas ha sido evaluado por especialistas de neurología, cardiología, urología y psiquiatría.

El abogado del exmandatario dijo que las certificaciones médicas no fueron entregadas por los médicos que atendieron al exgeneral aun cuando fueron solicitadas por los familiares. El juez determinó que los informes y evaluaciones médicos que se le practiquen igualmente deben incorporarse a los expedientes.

Noriega, de 82 años, cumple la prisión domiciliar en la residencia de sus hija mayor, un edificio en un barrio acomodado de la capital, donde permanecerá. Esta es la primera vez que el panameño está en casa de uno de sus familiares desde que fue llevado a prisión tras su expulsión del poder el 20 de diciembre de 1989.

Tras su caída en desgracia, cumplió condenas tanto en el extranjero como en Panamá.

Noriega fue extraditado por Francia en diciembre de 2011 tras pasar dos décadas en prisión en Estados Unidos y París por narcotráfico y lavado de dinero, respectivamente. Justo después de su repatriación, el exdictador fue trasladado a un penal en un sector boscoso al norte de la capital y cerca del Canal de Panamá para purgar varias condenas por el asesinato de opositores.

Los médicos particulares descubrieron el tumor después de su regreso y el año pasado revelaron que estaba creciendo y que podría comprometer seriamente su salud. Durante su largo confinamiento en Estados Unidos, Noriega sufrió al menos dos derrames cerebrales, según sus médicos.

El exmandatario también padece una enfermedad pulmonar que le causa problemas para respirar, por lo que ha sido sometido a una limpieza de pulmones previo a la operación.

La expulsión de Noriega en 1989 representó el fin del régimen militar en Panamá, que se extendió desde 1968.