Gobierno de Macri defiende acuerdo con Correo Argentino

El gobierno de Mauricio Macri defendió el martes ante el Congreso el acuerdo que se había firmado con el grupo empresarial liderado por el padre del mandatario para cancelar una deuda que contrajo...

El gobierno de Mauricio Macri defendió el martes ante el Congreso el acuerdo que se había firmado con el grupo empresarial liderado por el padre del mandatario para cancelar una deuda que contrajo cuando administró el servicio postal del país y advirtió que será difícil mejorar sus condiciones.

"Hicimos lo mejor posible para cobrar la deuda del Estado. Ya sé, es poco", reconoció el ministro de Comunicación, Oscar Aguad, al comparecer ante una comisión del Congreso para dar explicaciones sobre el controvertido arreglo con Correo Argentino S.A, empresa perteneciente al Grupo Macri —cuyo titular es el magnate Franco Macri— que administró al servicio postal desde los años 90 hasta su estatización a principios de este siglo.

El presidente Macri ordenó la semana pasada dejar sin efecto el arreglo para cancelar la deuda cercana a los 300 millones de pesos (18 millones de dólares) a raíz del escándalo político que desató por tratarse de una empresa vinculada a su familia. Además de acusaciones por presunto choque de intereses, una fiscal ante la Cámara en lo Comercial que debe homologar el convenio dictaminó que sus cláusulas suponen un perjuicio para las arcas públicas.

Atendiendo la orden presidencial, los abogados del Estado solicitaron la víspera ante dicho tribunal desestimar el acuerdo que se había firmado. La cámara no se expidió todavía y convocó a las partes a una audiencia para el 16 de marzo.

Aguad, responsable del área que llevó adelante las negociaciones con la empresa de la familia de Macri, reivindicó el acuerdo original porque le permitía al Estado cobrar al menos parte de una deuda que quedó reducida al 10% del capital como consecuencia de la inflación en la última década.

"Obviamente hay un enorme quebranto en perjuicio del Estado", admitió Aguad, pero también cuestionó la inacción de los gobiernos anteriores que en los últimos 14 años no buscaron una solución a la disputa.

Correo Argentino S.A, concesionaria del servicio postal durante los años 90, se presentó en concurso en 2001, en medio de una gran crisis económica en el país. En 2003, el entonces presidente Néstor Kirchner rescindió el contrato del Estado con Correo Argentino alegando incumplimientos por parte del concesionario del servicio postal. Durante sus cuatro años de mandato y la gestión de su sucesora, su esposa Cristina Fernández (2007-2015), no se logró un acuerdo para cancelar el concurso preventivo.

El gobierno de Macri y Correo Argentino S.A habían acordado en junio de 2016 que la empresa cancelaría la deuda en 15 cuotas anuales con interés del 7 por ciento.

"Ya se anuló el acuerdo. Trataremos de llegar a uno nuevo. Lo veo difícil", aventuró Aguad.