Cuba niega visa a expresidente mexicano y exministra chilena

El expresidente mexicano Felipe Calderón y la ex ministra chilena Mariana Aylwin aseguraron que las autoridades cubanas les negaron una visa para asistir a un acto en el cual un grupo disidente...

El expresidente mexicano Felipe Calderón y la ex ministra chilena Mariana Aylwin aseguraron que las autoridades cubanas les negaron una visa para asistir a un acto en el cual un grupo disidente pensaba entregar un premio al secretario de la OEA, Luis Almagro.

A través de mensajes en sus cuentas de Twitter, Calderón y Aylwin protestaron este martes por la decisión de la isla, mientras el gobierno cubano se mantenía en silencio.

"Lamentablemente no podré estar con Uds en el homenaje a tu admirado padre. Inmigración de Cuba solicitó que no me documenten", señaló Calderón en un tuit dirigido a Rosa María Payá, la hija del disidente Oswaldo Paya, quien murió en un accidente automovilístico en julio de 2012 y en cuyo honor creó un premio para reconocer -desde su perspectiva- la lucha contra abusos de gobiernos de la región.

"Más allá del hecho personal, la decisión de impedir viajar y realizar la entrega de un premio, viola principios democráticos fundamentales", escribió por su parte la ex ministra e hija del expresidente Patricio Aylwin en la misma red social.

No es la primera vez que Cuba deniega visas a ex funcionarios extranjeros (e incluso empleados oficiales en funciones) que pretendían llegar a la isla para actos políticos opositores o realizar supervisiones en la nación caribeña.

Sin embargo, sí es la primera ocasión que se le niega el acceso a un ex presidente mexicano.

El premio al secretario general de la OEA está previsto que sea entregado el miércoles en La Habana, y aunque su portavoz dijo hace unos días que Almagro sí tiene pensado ir, tampoco está claro si Cuba ya le otorgó una visa o no.

Rosa María Paya, quien llegó de Estados Unidos la semana pasada, dijo a The Associated Press por vía telefónica que con o sin la presencia del secretario de la OEA se hará la entrega del galardón en la casa a donde vivía su padre en esta capital.

Evitó decir qué otras personalidades estaban invitadas.

Almagro recibió en su despacho a la hija de Payá en octubre. Entonces suscribieron un acuerdo en el que la OEA ofreció apoyo para conectar jóvenes líderes de Latinoamérica y del Caribe, expandir la influencia de defensores de la democracia y derechos humanos y fomentar la participación ciudadana en los procesos electorales.

En Cuba los disidentes no tienen estatus legal de opositores y las autoridades suelen acusarlos o llevarlos ante los tribunales por aceptar dinero y orientaciones de Estados Unidos y otros grupos de interés que presionan a Cuba para cambiar su modelo político.

Otro caso de denegación de visas ocurrió en 2016, cuando no pudieron entrar los miembros de una delegación de congresistas estadounidenses que querían inspeccionar la seguridad de los aeropuertos. En ocasiones anteriores lo hizo con directivos europeos o legisladores mexicanos y chilenos que fueron invitados por disidentes.

Cuba no participa en la OEA desde 1962, cuando la isla fue separada buscando aislar un sistema político poco afecto a Washington. El gobierno de La Habana criticó constantemente al organismo por considerar que es un instrumento de Estados Unidos.

Los estados miembros de la OEA anularon en 2009 la suspensión impuesta a la isla, pero Cuba enfocó sus intereses en otros organismos como la CELAC, en la que no participa Washington.

--------------

Andrea Rodríguez está en Twitter como https://twitter.com/ARodriguezAP