Argentina elimina aranceles en informática y genera temores

La industria informática argentina cuestionó el martes la eliminación de los aranceles a la importación de computadoras y sus componentes ante el temor de que provoque una pérdida de puestos de...

La industria informática argentina cuestionó el martes la eliminación de los aranceles a la importación de computadoras y sus componentes ante el temor de que provoque una pérdida de puestos de trabajo en el sector.

El secretario de Comercio, Miguel Braun, confió que la medida "multiplicará por dos" la venta de computadoras y consideró que el impacto en el mercado laboral interno será "muy acotado".

El gobierno del presidente Mauricio Macri eliminó desde el martes el arancel de 12% en promedio para la importación de componentes para producir computadoras en el país y de complementos como impresoras, digitalizadoras y servidores. Además dispuso que desde abril no rija el arancel de 35% para la compra en el exterior de computadoras de escritorio, tabletas y computadoras portátiles.

La medida "redundará en la disminución de los costos de fabricación de diversos aparatos y equipos electrónicos, mejorando las condiciones de competitividad", señala el decreto sobre la medida.

Braun dijo a medios de prensa que "de ninguna manera se están dando los pronósticos alarmantes que hicieron muchos, que estaban tratando de cuidar una renta extraordinaria y que redundaba en que menos gente pudiera comprarse una computadora". Señaló que desde que se anunció la medida en noviembre los precios de esos productos bajaron 30%.

La quita generó el rechazo de las cámaras del sector y sindicatos que advirtieron que será difícil competir con países como China.

Carlos Suaya, presidente de PC Arts, fabricante de la marca nacional Banghó, dijo a radio La Red que la empresa despedirá a más de la mitad de sus 800 empleados en el sector informático y añadió que en los últimos meses intentaron explicarles a las autoridades que había alternativas entre el 35% y la eliminación total del tributo pero "fue imposible tener un diálogo".

Además se quejó de que la medida afectará indirectamente a otros sectores como el de empaquetamiento, ya que la empresa "generaba una demanda local de entre 300.000 y 400.000 cajas, que ahora van a venir de afuera".

En diciembre sindicatos denunciaron que debido al plan anunciado por el gobierno la empresa Informática Fueguina S.A. había dejado sin empleo a unas 160 personas, aunque desde la compañía indicaron que habían dispuesto retiros voluntarios.

La Unión Obrera Metalúrgica pronosticó entonces que cientos de empleados de empresas vinculadas con el sector informático serían despedidos como consecuencia de la decisión del gobierno.

En tanto, Hernán Chapitel, representante para América Latina de ASRock, fabricante de placas madre para computadoras, dijo a la agencia de noticias Télam que la eliminación de los aranceles "generará una baja del 20% en el precio al consumidor, mientras que en el caso de los insumos para esos equipos la reducción será de entre 5 y 6 puntos porcentuales".

Los argentinos suelen adquirir en Chile indumentaria, productos electrónicos e informáticos debido a los altos precios del mercado local en un contexto de inflación generalizada.

El Ministerio de Producción sostuvo que junto con el de Trabajo harán lo posible para que los trabajadores despedidos sean incorporados por empresas con proyectos de crecimiento sustentable.