Trump muestra pragmatismo con nombramiento de McMaster

El nombramiento que hizo Donald Trump de un extrovertido y apolítico general del ejército como asesor de seguridad nacional es una señal de pragmatismo, pero el teniente general H.R. McMaster estará...

El nombramiento que hizo Donald Trump de un extrovertido y apolítico general del ejército como asesor de seguridad nacional es una señal de pragmatismo, pero el teniente general H.R. McMaster estará bajo las órdenes de un comandante en jefe de ideas poco convencionales sobre política exterior y un primer círculo de colaboradores decididos a ponerlas en marcha.

McMaster, de 54 años, es un soldado de criterio independiente admirado por su capacidad de liderazgo pero con escasa experiencia en las trincheras de Washington. Su nombramiento refuerza el enfoque de seguridad más convencional dispuesto para Trump por el jefe del Pentágono, Jim Mattis, quien al parecer fue el artífice de que el gobierno virara hacia un apoyo más fuerte hacia la OTAN y aliados en Asia, y lejos de que se reanude la tortura en los interrogatorios.

Sin embargo, queda por saber cómo le irá a McMaster, un militar de combate experimentado y decorado, en una Casa Blanca que ha establecido lo que algunos llaman una estructura paralela de poder encabezada por Stephen Bannon y su grupo de iniciativas estratégicas, cuyas funciones y alcances no se han explicado al público.

Como principal estratega de Trump, Bannon, el ejecutivo conservador de medios con puntos extrovertidos sobre el Islam, ocupa un lugar en la comisión de directores del Consejo de Seguridad Nacional, en una reestructuración que lo pone en un pie de igualdad con miembros del gabinete como Mattis y el secretario de Estado, Rex Tillerson.

Sean Spicer, el secretario de prensa de la Casa Blanca, dijo el martes que Trump prometió a McMaster un "control de 100%" sobre la estructura del CSN.

Peter R. Mansoor, coronel retirado del ejército que estuvo en Irak con McMaster durante la llegada de los efectivos estadounidenses de refuerzo en 2007, dijo que la inclusión de Bannon en la comisión de directores muestra que el grupo de él "tiene una excesiva importancia dentro de la Casa Blanca".

No está claro lo que eso significa para McMaster y sus colegas pragmáticos Mattis y Tillerson, agregó. Mansoor dijo prever que McMaster sea una "voz de la razón" y un aliado natural de Mattis.

Como sucesor de Michael Flynn, destituido por sus contactos con el embajador ruso antes de que Trump asumiera la presidencia, McMaster muestra la confianza del mandatario en los oficiales militares de carrera.

Mattis y John Kelly, secretario de seguridad nacional, son generales retirados de la Infantería de Marina. Flynn fue teniente general del ejército. McMaster se convierte en el primer oficial activo que será asesor de seguridad nacional desde Colin Powell, quien entonces era general de tres estrellas cuando asumió el cargo en los últimos dos años de gobierno del presidente Ronald Reagan.

___

El periodista de The Associated Press, Matthew Lee, contribuyó a este despacho.