Legisladores buscan más voz en lo relacionado al Brexit

La Cámara de los Lores lanzó una ofensiva el lunes para que los legisladores británicos tengan más voz en lo relacionado a la salida del país de la Unión Europea, mientras la primera ministra Theresa...

La Cámara de los Lores lanzó una ofensiva el lunes para que los legisladores británicos tengan más voz en lo relacionado a la salida del país de la Unión Europea, mientras la primera ministra Theresa May advirtió que los legisladores no deben eludir "lo que desea el pueblo británico" tratando de retrasar el proceso.

Los lores —funcionarios no electos a la cámara alta del Parlamento— comenzaron dos días de debates sobre una iniciativa que autoriza al gobierno a iniciar oficialmente el llamado Brexit.

Los lores no pueden desautorizar a la Cámara de los Comunes —que sí son elegidos por votación— y la cual ya aprobó la iniciativa sobre el divorcio de Gran Bretaña de la Unión Europea, pero lores de oposición están pidiendo enmiendas para garantizar al Parlamento más voz en las negociaciones. Cualquier enmienda que ellos aprueban debe regresar a la Cámara de los Comunes para su aprobación.

El "ping-pong" parlamentario podría retrasar la aprobación del proyecto de ley y poner en riesgo el plazo autoimpuesto del 31 de marzo para iniciar dos años de negociaciones del Brexit.

Angela Smith, líder del Partido Laborista en la cámara alta, prometió que "no bloquearemos, destrozaremos ni sabotearemos la legislación ante nosotros".

Sin embargo, agregó que "nunca vamos a entregarle al gobierno un cheque en blanco".

Smith aseguró que los lores cumplirán su papel como la cámara de la reflexión y realizarán "un debate serio y responsable". Casi 200 legisladores planeaban hablar en el debate del lunes y martes.

"Si pedimos a la Cámara de los Comunes revisar nuevamente el tema, esto no es una atrocidad constitucional, sino una responsabilidad constitucional", agregó la líder.

Una enmienda buscará garantizar los derechos de 3 millones de ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido una vez que este se separe de la UE. Hasta ahora, Gran Bretaña no ha podido darles garantías, ni a ellos ni al millón de británicos que viven en otras partes del bloque, a pesar de los repetidos llamados de ambas partes a no usar a la gente para sacar ventaja.