Absuelven a dos acusadas de homicidio en Colombia

Con la absolución de las dos acusadas por el homicidio de un estudiante universitario en 2010, una jueza de Bogotá dejó sin culpables al polémico caso Colmenares, uno de los más sonados de la...

Con la absolución de las dos acusadas por el homicidio de un estudiante universitario en 2010, una jueza de Bogotá dejó sin culpables al polémico caso Colmenares, uno de los más sonados de la justicia reciente en Colombia.

La magistrada exculpó el lunes a Laura Moreno y Jessy Quintero por la muerte del joven Luis Andrés Colmenares Escobar, que apareció muerto en extrañas circunstancias en el desagüe de un exclusivo parque del norte de Bogotá.

"Los detalles de la sentencia los están leyendo y terminan el miércoles, pero la jueza ha empezado diciendo que se trata de un fallo absolutorio", dijo a The Associated Press Orlando Cetina, abogado de las dos compañeras de estudio de Colmenares, únicas sospechosas del crimen tras la absolución en 2014 del tercer acusado, Carlos Cárdenas.

La muerte del joven parecía un accidente cuando fue hallado su cuerpo el 31 de octubre de 2010, pero un año después, la Fiscalía lo convirtió en homicidio. La defensa de las dos mujeres apoya la primera versión.

"Siempre hemos dicho que fue un homicidio... En esto no hay ninguna duda. Nosotros en esto no claudicamos... Vamos hasta lo último de manera civilizada", dijo a la prensa Luis Alonso Colmenares, padre del joven, nacido en el norteño departamento de La Guajira.

Según la Fiscalía, Moreno mantenía una relación sentimental paralela con Cárdenas y con Colmenares, por lo que el primero habría atentado contra la vida del segundo. Moreno, de acuerdo con la Fiscalía, coadyuvó para el homicidio y Quintero la encubrió. Ambas negaron las acusaciones.

El caso Colmenares ha dado de todo: desde varios libros hasta el encarcelamiento de abogados prestigiosos de país. La madre del joven, Oneida Escobar, llegó a asegurar que su hijo le había dicho en sueños que había sido asesinado y que prácticamente le reveló los nombres de sus victimarios.