Aumento en uso de metanfetaminas causa alarma en Montana

El consumo de metanfetaminas sigue aumentando de forma alarmante en Montana y las autoridades, funcionarios de salud y la comunidad en general luchan por resolver el problema.Los miembros de un panel...

El consumo de metanfetaminas sigue aumentando de forma alarmante en Montana y las autoridades, funcionarios de salud y la comunidad en general luchan por resolver el problema.

Los miembros de un panel especializado en el uso de drogas reunido el sábado a petición de la legislatura de Montana indicaron que los recursos se fuerzan al máximo por el extenso dominio del narcótico.

Mientras las autoridades intentan frenar el suministro de metanfetaminas procedentes de cárteles mexicanos en el estado, los tribunales se sobrecargan con el creciente número de casos de drogas. Las agencias de servicios familiares también se ven sobrepasadas por el número de casos relacionados con drogas que están destruyendo a las familias. Y las clínicas de rehabilitación luchan por proporcionar servicios a la creciente población de adictos a las metanfetaminas que buscan recuperarse.

Mientras el consumo de metanfetaminas sigue en aumento en Montana, las autoridades se preparan también para una posible expansión de la heroína en un estado rural cuyas fronteras no son fáciles de patrullar.

Según Bryan Lockerby, del Departamento de Investigaciones Criminales de Montana, la situación nunca había sido tan grave. "El problema que intentamos resolver es como hervir el océano, y hay personas que se ahogan en las metanfetaminas".

La preocupación por el consumo de metanfetaminas y opiáceos como la heroína en Montana es una situación que se comparte a nivel nacional. En la actualidad mueren más estadounidenses por sobredosis de opiáceos que en cualquier otro momento de la historia reciente y la cifra de decesos alcanzó un máximo de 28.000 en 2014. Esto supone que 78 estadounidenses mueren al día por sobredosis de opiáceos, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Pero la metanfetamina se mantiene como la droga predilecta en Montana y otros estados cercanos por su bajo coste y su fácil acceso.