Los activistas por los derechos de los inmigrantes elogiaron un fallo judicial que concluyó que los agentes policiales no pueden alargar la detención de alguien para preguntarle sobre su estatus migratorio.

El caso ayudará a que la gente no sea sometida a una detención ilegal Un abogado del Northwest Immigrant Rights Project (Proyecto del Noroeste por los Derechos de los Inmigrantes) dijo el martes que el caso ayudará a asegurar que la gente no sea sometida a una detención ilegal. Grupos activistas indicaron que el fallo de mediados de agosto tomó carácter definitivo esta semana cuando las autoridades del condado de Kitsap no apelaron dentro de un plazo de 30 días.

El caso se enfocó en una detención por una violación al reglamento de tránsito en febrero de 2010 en el condado de Kitsap. En un principio los agentes les preguntaron a los ocupantes del vehículo con relación a un faro y sus licencias para recolectar mariscos. Luego les preguntaron sobre su estatus migratorio y no permitieron que se fueran hasta que llegaran agentes de la Patrulla Fronteriza.

En un fallo sumario, la jueza Kathryn Nelson de la Corte Superior dijo que esa clase de detención extendida violó los derechos de los ocupantes del vehículo. La fiscalía del condado de Kitsap no devolvió una llamada telefónica de inmediato.