El gobierno colombiano afirmó que está preparado para enfrentarse a las "infundadas pretensiones de Nicaragua", país que busca que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) le conceda una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas desde su costa en el Caribe.

"Colombia está preparada para hacer frente a estas infundadas pretensiones de Nicaragua", señala un comunicado de la Cancillería colombiana; en la nota, argumenta que recibió en La Haya la demanda presentada por Nicaragua ante la CIJ sobre áreas de plataforma continental situadas más allá de las 200 millas de la costa de ese país.

A juicio de Colombia, "la desmedida ambición de Nicaragua" afecta no solo a áreas que le corresponden a Colombia, sino también de otros países como Panamá, Costa Rica y Jamaica.

El agente nicaragüense ante la CIJ, Carlos Argüello, oficializó ante el órgano judicial principal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la nueva demanda contra Colombia y con la que Nicaragua espera, además, que se declare el "rumbo exacto" de la frontera marítima entre ambos países".

"Contraria al derecho internacional"

Colombia, según el comunicado de la Cancillería, no está sorprendida por esta acción de Nicaragua e incluso recuerda que la demanda había sido anticipada por el presidente Juan Manuel Santos en una alocución del pasado 9 de septiembre. Para Bogotá, la pretensión de Nicaragua es “contraria al derecho internacional”.

La CIJ falló en 2007 la soberanía colombiana de esa plataformaLa nueva querella, Managua le solicita a la CIJ que falle y declare el "rumbo exacto" de la frontera marítima entre Nicaragua y Colombia en las zonas de la plataforma continental, más allá de los límites determinados por la sentencia el 19 de noviembre de 2012.

En ese fallo, la CIJ redefinió los límites en el Caribe entre ambos países y ratificó la soberanía colombiana sobre siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya se habían concedido a Colombia en 2007.

También otorgó a Nicaragua una franja marina en esa zona que Colombia calcula en unos 75.000 kilómetros cuadrados y el país centroamericano, en más de 90.000.

"Ánimos expansionistas"

La decisión de Nicaragua se da una semana después de que el presidente Santos presentara una "estrategia integral" para defender la soberanía y derechos de su país de los "ánimos expansionistas de Nicaragua", en respuesta al fallo de la CIJ, que el mandatario consideró "inaplicable" hasta que no haya un tratado que respete los derechos de los colombianos.

La semana pasada, Santos presentó ante la Corte Constitucional de su país una demanda contra el Pacto de Bogotá para que ese tribunal se pronuncie sobre la tesis de que el fallo de la CIJ no se ajusta a la Carta Magna colombiana.

Ahora, la Corte Constitucional admitió la demanda de inconstitucionalidad contra el Pacto de Bogotá interpuesta por Santos y citó a cinco expresidentes colombianos a exponer sus opiniones.

Santos anunció, además, que junto a Costa Rica, Panamá y Jamaica se está redactando una carta de protesta para frenar los "ánimos expansionistas" de Nicaragua en el Caribe, que entregará personalmente a finales de este mes al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.