Kuczynski pide a Toledo volver a Perú a enfrentar acusación

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski instó el domingo al ex mandatario Alejandro Toledo a regresar a Perú para responder a los requerimientos de la Fiscalía que lo investiga por presuntamente...

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski instó el domingo al ex mandatario Alejandro Toledo a regresar a Perú para responder a los requerimientos de la Fiscalía que lo investiga por presuntamente recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Un día después que las autoridades peruanas allanaron la residencia de Toledo, Kuczynski exhortó al ex mandatario, que gobernó Perú entre el 2001-2006, a regresar a Lima para contestar las preguntas de la Fiscalía.

En una entrevista que ofreció desde Perú a la emisora colombiana W Radio, Kuczynski lamentó el caso de Toledo y expresó que si todo es cierto sería una "gran vergüenza" y una "traición al Perú".

Kuczynski, quien fue ministro de Economía y primer ministro del gabinete de Toledo, negó que durante el tiempo que participó en el gobierno del ex mandatario estuviera al tanto de algún hecho relacionado con corrupción, y dijo que de haber sabido de las presuntas reuniones en las que se negociaron las coimas, "habría renunciado".

La Fiscalía peruana dijo la víspera en su cuenta de Twitter que en el allanamiento a la casa de Toledo se encontró documentación que será evaluada.

En declaraciones que ofreció desde París al diario peruano El Comercio, Toledo negó haber recibido sobornos de Odebrecht. Algunas versiones de prensa señalan que la constructora brasileña pagó varios millones de dólares en sobornos para lograr la licitación de una carretera en Perú.

Kuczynski afirmó que su gobierno está "enfrentando" algunos proyectos grandes en los que participó Odebrecht, como el Gasoducto del Sur, que fue intervenido por las autoridades y que será nuevamente sometido a licitación y posible reestructuración.

Eliane Karp , esposa de Toledo, manifestó sentir "vergüenza" por los "tantos negocios y lobbies" de Kuczynski, y le dijo al mandatario, en su cuenta de Facebook, que "no me hagas hablar".

Al defender a Toledo, la ex primera dama se quejó de la forma como las autoridades peruanas realizaron el allanamiento a su residencia, y sostuvo que el sistema judicial peruano está "altamente politizado".

"Vienen como ladrones a robarnos sin presencia de nadie, la casa está vacía y no hay abogados ni nadie que sea testigo de lo que se llevan o siembran", agregó.

Odebrecht acordó el mes pasado otorgar información a la Fiscalía sobre sus actos corruptos en Perú. Hasta la fecha han sido detenidos tres funcionarios del gobierno del ex mandatario Alan García (2006-2011).

En diciembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos indicó que Odebrecht reconoció sobornos por 29 millones de dólares a funcionarios peruanos para ganar las licitaciones de obras públicas. Los hechos ocurrieron durante los gobiernos de Toledo, García y Ollanta Humala (2011-2016).

La constructora brasileña admitió que entre 2005 y 2008 pagó sobornos por 20 millones de dólares a un "alto funcionario" de Perú para ganar la licitación de un proyecto de infraestructura que se produjo durante el gobierno de Toledo.

Por su parte, el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció, sin hacer ninguna mención a los hechos de corrupción que comprometen a la constructora brasileña, que todas las obras que tenía Odebrecht en el país se terminarán con "trabajo nacional", pero no ofreció detalles.

"Odebrecht parece que se 'autodisolvió''', indicó Maduro durante su programa radio televisado "Los domingos con Maduro".

Un tribunal venezolano ordenó la detención de una persona por presuntos hechos de corrupción con Odebrecht, dijo recientemente la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, quien confirmó que el Ministerio Público investiga las operaciones de la constructora brasileña, que habría pagado sobornos por 98 millones de dólares en Venezuela.