Piden cancelar galas de caridad en mansión de Trump

Desde que el presidente Donald Trump inauguró el salón de eventos con adornos de oro en su mansión Mar-a-Lago hace casi 12 años, el lugar es alquilado con frecuencia por la Cruz Roja de Estados...

Desde que el presidente Donald Trump inauguró el salón de eventos con adornos de oro en su mansión Mar-a-Lago hace casi 12 años, el lugar es alquilado con frecuencia por la Cruz Roja de Estados Unidos, hospitales, investigadores médicos y otras asociaciones caritativas para organizar galas de recaudación de fondos que alcanzan sumas de un millón de dólares o más.

Sin embargo, la llegada de Trump a la presidencia pone a las organizaciones caritativas en una situación incómoda si contratan la mansión —apodada en fecha reciente la Casa Blanca de Invierno— para efectuar actos que quizá habían preparado con más de un año de anticipación.

Debido a las restricciones que Trump impuso al ingreso de refugiados e inmigrantes procedentes de siete países de mayoría musulmana y a su compromiso de desmantelar la Ley de Salud Asequible, numerosos activistas comenzaron a exigir a organizaciones caritativas como el Instituto Dana-Farber del Cáncer y la Clínica Cleveland que cambien de escenario o cancelen sus galas programadas para este mes.

Cuando la Cruz Roja de Estados Unidos efectuaba el sábado una gala para recaudar fondos en la mansión Mar-a-Lago, unos 3.000 manifestantes marcharon en las cercanías contra las restricciones migratorias decretadas por Trump pero que fueron suspendidas de manera temporal por un juez. El acto de recaudación concluyó pacíficamente sin que hubiera arrestos.

Hasta el momento, ninguna organización caritativa ha cambiado de escenario o cancelado los actos de recaudación programados en la finca.

Más de 2.000 personas, entre ellas estudiantes de la Facultad de Medicina de Harvard, firmaron una petición para exigir al Instituto Dana-Farber del Cáncer, con sede en Boston, que cambie de lugar o cancele su "Discovery Celebration" del 18 de febrero, que incluirá una actuación de David Foster, ganador de un Premio Grammy. El boleto menos caro cuesta 1.250 dólares.

El organizador de la petición fue George Karandinos, de 30 años, estudiante de Medicina en Harvard. Karandinos dijo que entiende que cancelar el acto o cambiarlo de lugar sería difícil para Dana-Farber, "pero pueden hacer una defensa moral pública congruente con sus valores manifestados" de diversidad y apoyo a los intercambios científicos allende las fronteras.