Niña somalí de 4 años se reúne con su madre en Minnesota

Una niña somalí cuya reunión con su madre fue postergada esta semana debido a la prohibición del presidente Donald Trump a que ingresen los refugiados de siete países predominantemente musulmanes ya...

Una niña somalí cuya reunión con su madre fue postergada esta semana debido a la prohibición del presidente Donald Trump a que ingresen los refugiados de siete países predominantemente musulmanes ya está con su familia en Minnesota.

Mushkaad Abdi, de 4 años, abrazó una muñeca y la mano de su madre, Samira Dahir, que se enjugó las lágrimas el viernes mientras hablaba con los reporteros sobre la reunión con su hija.

"Estoy muy contenta hoy de que mi hija, Mushkaad, ya esté en casa tras años dolorosos", dijo Dahir, de 32 años. "Quisiera agradecer a todos los que me ayudaron... Estoy tan contenta. Por eso estoy llorando".

Dahir arribó a Estados Unidos en 2013 con sus otras dos hijas más grandes. Antes de su llegada, pero después de que le dieran autorización de ingresar a territorio estadounidense como refugiada, dio a luz a Mushkaad, su hija más joven. Se le dijo a Dahir que tendría que elegir entre reiniciar desde el principio al proceso para solicitar refugio, o dejar atrás a la niña más pequeña y traerla posteriormente a Estados Unidos, señaló Maureen Warren, directora de servicios familiares del Servicio Social Luterano de Minnesota.

Dahir dejó a Mushkaad con un amigo en Uganda y llevaba años trabajando para traerla a Minnesota. La situación se hizo más urgente hace unos meses cuando el amigo ya no pudo hacerse cargo de la niña. Dahir le platicó del problema a su maestra que le imparte clases para naturalizarse estadounidense, y la profesora contactó a la oficina del senador federal demócrata Al Franken.

Franken y la senadora Amy Klobochar, del mismo partido, pasaron meses trabajando con Dahir para agilizar el arribo de su hija.

Mushkaad iba a llegar el 31 de enero, pero fue necesario cancelar su viaje tras la emisión del decreto de Trump que prohíbe el ingreso a Estados Unidos de los refugiados de ciertos países. Franken y Klobuchar intervinieron y presionaron a John Kelly, secretario del Departamento de Seguridad Nacional, para que autorizara el viaje de la niña.

"Este caso demuestra que el decreto del presidente Trump estuvo mal organizado, mal ejecutado y, sobre todo, equivocado para Minnesota y la nación", afirmó Franken.

___

Amy Forliti está en Twitter como: http://www.twitter.com/amyforliti. Su trabajo puede ser consultado en http://bigstory.ap.org/content/amy-forliti