Ministro de Defensa de EEUU garantiza defensa de Japón

El secretario de Defensa de Estados Unidos garantizó el viernes a dos aliados claves de Washington en Asia —Japón y Corea del Sur— que el presidente Donald Trump está plenamente comprometido a...

El secretario de Defensa de Estados Unidos garantizó el viernes a dos aliados claves de Washington en Asia —Japón y Corea del Sur— que el presidente Donald Trump está plenamente comprometido a defender a ambas naciones, a pesar de haber expresado dudas sobre el valor de esas alianzas.

"Quiero que no haya dudas durante la transición en Washington de que nos mantenemos firmemente, 100%, hombro con hombro con usted y el pueblo japonés", dijo Jim Mattis al primer ministro Shinzo Abe.

Horas antes en Seúl, con su homólogo surcoreano Han Min Koo a su lado, Mattis dijo: "Estados Unidos mantiene sus compromisos y apoya a sus aliados, el pueblo surcoreano". Le advirtió además explícitamente a Corea del Norte que no use un arma nuclear, diciendo que tal acto encontraría una respuesta "efectiva y abrumadora".

Esas fueron las dos únicas escalas de Mattis en su primer viaje al exterior desde que asumió el cargo el 20 de enero. Dijo que decidió viajar a Japón y Corea del Sur primero para demostrar que nada debilitará las promesas de seguridad de Estados Unidos.

Durante la campaña presidencial el año pasado, Trump se quejó de que los tratados de defensa eran una desventaja para Estados Unidos y dijo que no descartaba abandonar a los signatarios, incluso Japón, si se negaban a pagar más por su propia defensa. Insinuó además que Corea del Sur y Japón, que están ya al alcance de los misiles norcoreanos, deberían adquirir sus propias armas nucleares en lugar de depender de las de Estados Unidos.

El viernes en Seúl, Mattis dijo firmemente que Washington no va a vacilar ante los avances mostrados por Pyongyang hacia el desarrollo de un misil balístico capaz de portar una ojiva nuclear y llegar a Estados Unidos.

"Nosotros apoyamos a nuestro aliado pacífico, la República de Corea, para mantener estabilidad en la península y en la región", añadió. "Los compromisos de Estados Unidos para defender a nuestros aliados y mantener nuestras garantías extendidas de disuasión siguen inmutables: Cualquier ataque contra Estados Unidos o nuestros aliados será derrotado y cualquier uso de armas nucleares encontrará una respuesta efectiva y abrumadora".