Guatemala: Congreso retira inmunidad a magistrada

El Congreso de Guatemala retiró la inmunidad a la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Blanca Stalling, para que sea investigada por tráfico de influencias tras pedirle a un juez de menor...

El Congreso de Guatemala retiró la inmunidad a la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Blanca Stalling, para que sea investigada por tráfico de influencias tras pedirle a un juez de menor rango que dejara en libertad a su hijo, implicado en un caso de corrupción.

El 11 de enero, el juez Carlos Ruano, del tribunal noveno de sentencia, denunció que Stalling lo llamó a su despacho para hablarle de un caso que él tenía a su cargo para procesar al hijo de ésta: Otto Fernando Molina Stalling.

Con 119 votos a favor, de 158 legisladores, Stalling perdió el beneficio de antejuicio para que la fiscalía pueda ahondar en las acusaciones en su contra. Con el retiro de la inmunidad, la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un órgano de Naciones Unidas que investiga aparatos clandestinos y de seguridad incrustados en el estado guatemalteco, podrán investigar a Stalling.

Menos de una hora después de la decisión del Congreso, un juez de urgencias prohibió salir del país a Stalling para asegurar que permanezca en Guatemala y pueda enfrentar a la justicia. Al respecto, la fiscal general Thelma Aldana, dijo a The Associated Press: "ya podemos investigar, hay diligencias que debemos realizar".

El juez Ruano grabó la conversación que sostuvo con la magistrada ese día. En ésta se escucha cuando ella le dice cómo debe resolver el caso y le pide dejar en libertad a su hijo, ofreciéndose como garante de que permanezca en el país para enfrentar el juicio. Ruano se excusó de seguir con el caso y un día después de la denuncia tuvo que abandonar Guatemala por temor a su seguridad.

Molina Stalling será juzgado junto a otras 19 personas y está acusado de operar el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social para recibir comisiones ilegales a cambio de otorgar contratos a la farmacéutica Pisa por servicios de diálisis. Según la fiscalía, unas 15 personas fallecieron debido a mala praxis.

En 2015 la magistrada también fue mencionada en una escucha telefónica entre Luis Mendizabal, un prófugo de la justicia acusado de participar en una red que defraudó al estado guatemalteco con varios millones de dólares, y otro de los acusados. En esa charla, Mendizabal dice que Stalling ayudaría a la red a evadir la justicia.

Stalling ha negado haber traficado influencias a su favor y continuará su función en la Corte Suprema de Justicia hasta que renuncie, pida licencia o sea procesada por el caso.