El legislador holandés anti-Islam Geert Wilders elogió el martes las restricciones de viaje decretadas por el presidente estadounidense Donald Trump para personas de siete países musulmanes.

Wilders, quien es considerado el equivalente holandés de Trump, dijo que "finalmente Estados Unidos tiene un presidente, finalmente un país en Occidente, tiene un presidente que no solo cumple sus promesas sino que cree que la libertad de sus ciudadanos es más importante que cualquier cosa".

El ministro de Relaciones Exteriores Bert Koenders replicó: "Si quieres combatir el terrorismo, entonces lo peor que puedes hacer es pisotear los derechos humanos".

El acalorado debate en el Parlamento holandés auguró lo que probablemente será una campaña bastante reñida previa a las elecciones nacionales del 15 de marzo. El Partido para la Libertad, de Wilders, que actualmente tiene 12 asientos en la cámara baja, va muy bien en las encuestas.

El partido desde hace mucho aboga por prohibir la migración de países musulmanes a Holanda e incluso pidió a Trump, en un tuit este fin de semana, que ampliara la restricción a Arabia Saudita.

"En dos semanas, el presidente Trump ha procurado una política migratoria que es más efectiva que todo tu gabinete, desde que comenzaste a existir", dijo Wilders a Koenders.

El gobierno holandés, entre tanto, ha estado luchando contra algunas de las políticas de Trump desde que asumió la presidencia. El martes, Koenders también dijo que suspenderían las negociaciones con Estados Unidos sobre poner puestos de control estadounidenses en el Aeropuerto Schiphol de Amsterdam.