El Parlamento europeo le pidió a la líder ultraderechista francesa Marine Le Pen que reembolse miles de euros que fueron indebidamente pagados a asistentes legislativos, se informó el martes.

Una carta del Parlamento de la Unión Europea publicada por la revista Challenges da el martes como plazo para iniciar el reembolso de unos 300.000 euros (322.000 dólares).

El pedido sigue las conclusiones de la oficina antifraude de la UE de que a algunos asistentes se les pagó con fondos del presupuesto europeo cuando trabajaban como jefe de gabinete de Le Pen y como guardaespaldas, lo que viola las normas del organismo comunitario.

Le Pen, aspirante presidencial en Francia, niega haber cometido violaciones.

Su director de campaña David Rachline dijo el martes en la televisora BFM que el partido sufría "hostigamiento" por parte de las autoridades europeas, insinuando que Le Pen no tenía intenciones de pagar.

El Parlamento europeo puede recuperar el dinero reteniendo parte del salario de Le Pen.