Nueve venezolanos convertidos al judaísmo podrán mudarse a Israel debido a la crisis humanitaria en Venezuela, dijeron el martes las autoridades israelíes, con lo que revirtieron una decisión previa de negarles la entrada.

El Ministerio del Interior de Israel había rechazado la inmigración de los nueve bajo el argumento de que no cumplían los criterios para asegurar que son judíos comprometidos y que no están buscando simplemente una vida mejor en el país de Oriente Medio.

Según un funcionario en Israel con conocimiento del caso, había evidencia que dejaba entrever que algunos de los solicitantes se convirtieron al judaísmo para aprovechar las prestaciones sociales israelíes, incluido el seguro de gastos médicos. El funcionario insistió en mantener su nombre en el anonimato debido a que no está autorizado a hablar sobre el estatus personal de los conversos.

Pero los intercesores argumentaron que los conversos, de la ciudad venezolana de Maracay, están en peligro mortal a causa de la escasez de alimentos y la violencia en Venezuela. Ellos afirman que el Ministerio del Interior, dirigido por un ministro judío ultraortodoxo, discriminó a los conversos debido a que el Movimiento Conservador, una corriente liberal del judaísmo, los había convertido.

Posteriormente, legisladores israelíes liberales pidieron que los funcionarios de inmigración presentaran una "solución creativa" para salvar a los judíos conversos del peligro que corren en Venezuela.

Después de una agitada audiencia de una comisión parlamentaria realizada el martes —en la cual representantes del Movimiento Conservador y legisladores liberales discutieron con funcionarios del Ministerio del Interior_, las autoridades de inmigración dijeron que los nueve hombres podían mudarse a Israel si se someten a una segunda conversión del Movimiento Conservador y se unen a "una comunidad religiosa establecida" una vez que estén en territorio israelí.

La Agencia Judía, una organización sin fines de lucro que trabaja de manera cercana con el gobierno israelí para atender a las comunidades judías en todo el mundo, dijo que había propuesto esa solución negociada.

"Estoy contento de que nuestro arreglo fue aceptado por todas las partes en la audiencia de hoy de la Knésset (el Parlamento) sobre la materia, y de que los individuos en cuestión podrán venir a Israel sin demora", dijo Natan Sharansky, presidente de la agencia.

Franklin Pérez, líder de la comunidad venezolana, dijo que finalmente se hizo justicia. Pérez comenzó a reunirse en las casas de los miembros para estudiar textos judíos hace aproximadamente cinco años. Comentó que la emoción que siente sólo es comparable con la que sintió cuando nacieron sus hijos.

Pérez agregó que quedó muy sorprendido cuando se enteró por un periodista sobre el cambio de decisión de Israel, pero que ahora espera con ansia realizar su sueño de mudarse a ese país.

___

El periodista Daniel Estrin de The Associated Press reportó desde Jerusalén y Joshua Goodman, también de la AP, lo hizo desde Caracas.