La recuperación económica de la eurozona se acelera, con la inflación repuntando y el paro en su nivel más bajo en casi ocho años, según mostraron cifras oficiales el martes.

La inflación subió a un 1,8% anual en enero, desde el 1,1% del mes anterior, de acuerdo con los datos publicados por la agencia estadística europea Eurostat. Esto podría animar a los críticos que creen que es el momento de que el Banco Central Europeo empiece a retirar los programas de estímulos.

El crecimiento en los 19 países que forman la eurozona aumentó al 0,5% en el último cuarto de 2016, desde el 0,4 por ciento del periodo anterior, mientras que el desempleo bajó al 9,6%. Esta es la menor tasa de paro desde mayo de 2009, antes que la implosión financiera en Grecia desatase una crisis de deuda cuyos efectos están aún vigentes.