El candidato conservador a la presidencia de Francia, François Fillon, quiere que la investigación del contrato a su esposa como su asesora parlamentaria avance lo más rápido posible, dijo su equipo el martes.

Fillon no quiere que la pesquisa "interfiera con el proceso democrático", declaró su director de campaña, Patrick Stefanini, a reporteros.

El candidato y su esposa, Penélope, fueron interrogados el lunes en una investigación preliminar por malversación y apropiación indebida de fondos públicos.

La investigación comenzó tras una información publicada en el semanario Le Canard Enchaine que desveló que la esposa de Fillon cobró unos 500.000 euros (537.000 dólares) por un trabajo que supuestamente no realizó.

Fillon, aspirante a la presidencia por el partido conservador Los Republicaos, fijo en un comunicado que él y su esposa "pudimos aportar elementos útiles para el esclarecimiento de la verdad".