La economía española creció un 3,2% en 2016 según las cifras provisionales publicadas el lunes por el Instituto Nacional de Estadística, cerrando el tercer año consecutivo de fuerte crecimiento y en línea con las expectativas del gobierno. Los datos desagregados y definitivos no se publicarán hasta principios de marzo.

El gobierno conservador de Mariano Rajoy ha priorizado el crecimiento económico y la creación de empleo dentro de sus políticas. Prometió recuperar las pérdidas sufridas durante la grave crisis financiera y regresar este año a los niveles de Producto Interno Bruto, o PIB, previos a la recesión, en 2008.

En términos trimestrales, el PIB creció un 0,7% desde octubre a diciembre, al mismo ritmo que en el periodo de julio a septiembre. El dato fue ligeramente inferior al de la primera mitad del año, cuando la economía creció un 0,8% trimestral.