Haití celebra una ronda final de elecciones legislativas que busca poner fin a una cadena de intentos fallidos desde el 2015.

La facción del presidente electo Jovenel Moise y sus aliados desean aumentar su mayoría en el parlamento, en las ocho contiendas que se celebran el domingo para el Senado.

Los votantes además están eligiendo 5.500 funcionarios municipales en elecciones locales que están sumamente demoradas.

Alix Pierre, uno de cientos de haitianos que fueron a votar en el vecindario de Canape Vert de la capital haitiana, dijo que se siente aliviado de que se estén realizando las elecciones "después de que tardaron tanto".

La concurrencia a las urnas parece escasa. En algunos centros de votación hay sólo un puñado de gente.

La toma de posesión de Moise está programada para el 7 de febrero.