Muchas personas hicieron la promesa de que este sería el año en el que se pondrían en forma, pero no quieren gastar mucho haciéndolo. Pare de sudar: estos son los consejos de algunos expertos:

BUSQUE OFERTAS

Los clubes deportivos en Estados Unidos han bajado pronunciadamente sus tarifas y cuotas de inscripción desde la Gran Recesión, de acuerdo con la International Health, Racquet & Sportsclub Association. Esto se debe en parte a la competencia de cadenas de bajo precio como Planet Fitness y otros que cobran menos de 20 dólares al mes: eso significa que hay opciones de gimnasios para casi todos los presupuestos.

Si todavía se siente apretado económicamente, averigüe si su patrón o su seguro de salud proporciona incentivos para quienes busquen estar en forma, como membresías en gimnasios, asesoramiento nutricional o descuentos relacionados con el acondicionamiento físico.

Considere la posibilidad de seguir en las redes sociales a gimnasios o clubes deportivos para detectar cuando ofrezcan ofertas. Trate de regatear por un mejor precio, como un descuento si te registras con un amigo. Muchos gimnasios ofrecen membresías de prueba o la primera clase gratis.

EVITE EL GIMNASIO

¿No le gusta la idea de ir a un gimnasio? Eso puede ser una ventaja. Siempre es posible hacer ejercicio con solo abrir la puerta para dar un paseo, caminar o pasear en bicicleta.

Sarah Berger, conocida como "The Cashlorette" en Bankrate, sugiere convertir su traslado matutino al trabajo en una sesión de ejercicio para ahorrar tiempo y dinero, ya sea caminando, trotando o andando en bicicleta.

En la ciudad de Nueva York, el programa Citi Bike da acceso a un número ilimitado de usos de bicicletas públicas de 45 minutos a la vez por 155 dólares al año, apenas un poco más caro que un pase mensual de transporte colectivo.

También puede buscar clases gratuitas que ofrecen firmas de ejercicio como Lululemon o Athleta o bien sumarse a algún grupo que juegue baloncesto o algún otro deporte que signifique mejorar su salud en su zona, a un costo mínimo.

BUSQUE EN LÍNEA

Hay muchas ofertas de ejercicios gratis y de bajo costo en línea, como Daily Burn, que ofrece una variedad de entrenamientos.

Sopese un servicio que lo incentive a entrenar. Berger sugiere HealthyWage, un sitio que le permite hacer una apuesta personal relacionada con su pérdida de peso. Si pierde peso, gana dinero. Si no, el dinero va a HealthyWage.

"Es un incentivo bastante bueno", dijo.

También existe la app Pact, con la que se hace "un pacto" semanal para hacer más ejercicio o comer más sanamente, so pena de pagarle a otros miembros de Pact si no alcanza ese objetivo. Por el contrario, puede ganar dinero si otros miembros no logran sus metas.