Los votantes franceses eligen el domingo al candidato socialista que se medirá a sus rivales de la izquierda radical, la ultraderecha y el centro en una dura batalla en las elecciones presidenciales de esta primavera.

La decisión en el balotaje de las primarias socialistas es complicada, entre dos candidatos en las antípodas de su cuestionada formación, con planes muy diferentes para Francia.

Con una atractiva propuesta para pagar "ingreso universal" mensual a todos los adultos franceses, Benoit Hamon, de 49 años, ha surgido de entre las sombras de la izquierda socialista para imponerse el pasado fin de semana en la primera ronda de las primarias a los otros seis candidatos.

El domingo se medirá al ex primer ministro Manuel Valls.

Valls, de 54 años, ha hecho hincapié en su experiencia en el gobierno, que incluyó los ataques extremistas que causaron 147 muertos en enero y noviembre de 2015 en el país.