El gobierno mexicano manifestó el sábado su repudio por un tuit del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu en el que, sin mencionar explícitamente a México, alaba la idea del presidente Donald Trump de construir un muro fronterizo.

"El presidente Trump tiene razón. Yo construí un muro en la frontera sur de Israel. Detuvo toda la inmigración ilegal. Gran éxito. Gran idea", escribió Netanyahu en su cuenta oficial.

El mensaje, que acababa con la bandera de Israel y la de Estados Unidos y fue retuiteado por el jefe de la Casa Blanca en la cuenta presidencial, llegó un día después de que Trump y el presidente Enrique Peña Nieto acordaran en una conversación telefónica no hablar más del muro en público.

La Secretaría de Relaciones Exteriores emitió un comunicado en que indica que habían expresado ante el embajador israelí en México su "profunda extrañeza, rechazo y decepción por el mensaje en Twitter del primer ministro".

"México es un amigo de Israel, y debe ser tratado como tal", añade la nota de prensa, que recuerda que ambos países comparten "el rechazo histórico al racismo y la xenofobia" como demostraron representantes de ambos estados el viernes en un acto de conmemoración a las víctimas del Holocausto.

La comunidad judía en México, en un comunicado tuiteado por el canciller Luis Videgaray, se deslindó del mensaje de Netanyahu.

"No coincidimos con él en este punto de vista y rechazamos contundentemente su postura", señala la nota. "Como mexicanos y judíos respaldamos las acciones adoptadas por nuestro gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto en las negociaciones con los Estados Unidos".