Un incendio destruyó el sábado una mezquita en Texas que fue blanco de incidentes de odio hace varios años y de un robo hace apenas una semana.

El empleado de una tienda de autoservicio vio el humo y las llamas que salían del Centro Islámico de Victoria alrededor de las 2:00 de la madrugada y llamó a los bomberos.

"Es triste estar ahí y verla derrumbarse, el incendio era muy grande", lamentó Shahid Hashmi, presidente del centro islámico. "Parece totalmente destruida".

El jefe de bomberos de Victoria, Tom Legler, pidió la asistencia de la Jefatura de Bomberos de Texas y del Departamento Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos para determinar las causas del incendio.

De acuerdo con Hashmi, las autoridades le indicaron que era muy pronto para hacer conjeturas.

"No tenemos ninguna pista ni información sobre lo que haya iniciado el fuego ni qué fue lo sucedido. Estoy seguro que tardará algunos días, nos dijeron, para que puedan ofrecernos respuestas", apuntó el director del recinto.

El pastor del lugar, al que en islámico designan imán, se hallaba despierto en la madrugada y en una inspección con las cámaras de vigilancia por internet advirtió que las alarmas estaban inactivas y las puertas no estaban cerradas, dijo Hashmi.

El 21 de enero, alguien ingresó el lugar y robó aparatos electrónicos, incluidas varias computadoras portátiles.

"El imán estaba preocupado y condujo hasta el lugar", declaró Hashmi. "Para entonces, los camiones de bomberos lanzaban agua contra las llamas".

La estructura fue construida en 2000.

El incendio fue extinguido en unas cuatro horas, sin que se reportaran víctimas.

Hashmi, que ha vivido 32 años en Victoria, señaló que la congregación de unas 140 personas ha tenido otros problemas y ha contado con el apoyo de la ciudad, ubicada a unos 185 kilómetros (115 millas) al suroeste de Houston.

Agregó que ha recibido propuestas de recintos temporales para que la congregación continúe efectuando sus actividades religiosas.

"Cuando fue lo del 11 de septiembre, musulmanes y no musulmanes, nos unimos todos", afirmó. "Por supuesto, que reconstruiremos" la mezquita.

Según la edición del sábado del periódico Victoria Advocate (http://bit.ly/2k388PZ ), en julio de 2013, un hombre admitió haber pintado "H8" (que representaría la palabra "odio" en inglés) afuera del lugar.

El 7 de enero, una mezquita en construcción cerca del lago Travis, en Austin, fue totalmente destruida en un incendio.

___

Información de The Victoria Advocate, http://www.victoriaadvocate.com