Lennart Nilsson, el fotógrafo sueco que capturó imágenes de fetos desarrollándose en el útero para ilustrar un conocido libro sobre la gestación humana publicado en 1965, falleció el sábado a los 94 años.

Su nieta informó de la muerte de su abuelo a la agencia sueca TT. No dijo una causa.

Las imágenes de los fetos de Nilsson aparecieron por primera vez en la revista Life y posteriormente en el libro "Un niño ha nacido".

Comenzó a trabajar como fotógrafo freelance en la década de 1940 y después experimentó con técnicas para capturar close-ups extremos. Combinando eso con endoscopios diminutos que aparecieron a mediados de los años de 1960, fue capaz de capturar las imágenes mundialmente famosas.