El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha impulsado unas afirmaciones sobre fraude electoral que han sido desmentidas de forma generalizada. En un tuit, el presidente promocionó el trabajo de un hombre de Texas que no ha ofrecido ninguna prueba que respalde sus afirmaciones de que millones de personas votaron de forma ilegal en las elecciones presidenciales de 2016.

Trump tuiteó el viernes: "Deseando ver los resultados finales de VoteStand. Gregg Phillips y su equipo dicen que al menos 3,000.000 votos fueron ilegales. ¡Debemos hacerlo mejor!".

El tuit se publicó menos de una hora después de que CNN emitiera una entrevista a Phillips, que se ha negado a respaldar con hechos sus afirmaciones desde que empezó a hacerlas días después de los comicios.

Phillips tuiteó que un grupo con sede en Houston, True the Vote, "liderará el análisis" de fraude electoral generalizado. Pero la fundadora de ese grupo dijo el viernes que no ha confirmado que millones de personas votaran de forma ilegal.

Hay más información sobre Phillips que la que difunde Trump, y también sobre True the Vote.

__

¿QUIÉN ES PHILLIPS?

Phillips es un exfuncionario estatal de Texas. Su breve periodo como subdirector ejecutivo de la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas atrajo la atención de los medios por sus iniciativas de privatización. Después fundó AutoGov, una firma de software sanitario que tenía gobiernos estatales entre sus clientes, y creó una aplicación para celulares llamada VoteStand que permite a la gente reportar actividad sospechosa en elecciones.

Phillips también había trabajado como funcionario en el campo de la salud en Missisippi, donde dimitió entre críticas de los legisladores. Un comité estatal concluyó que había dejado el cargo de director ejecutivo del Departamento de Servicios Humanos en Mississippi el mismo día en el que empezó a trabajar para una empresa a la que había dado un contrato estatal.

"Las acciones del señor Phillips crean la apariencia de deshonestidad, facilitando una erosión de la confianza pública", indicó un informe del comité en 1995.

Tras las elecciones de 2016, Phillips tuiteó que su "análisis completo" de registros de votantes había concluido que el "número de votos de no-ciudadanos superó los 3 millones". Ha rechazado las peticiones de los medios de presentar las pruebas y lleva diciendo desde el 15 de noviembre que las proporcionará al público, cosa que no ha hecho. El viernes sugirió que quizá podría publicar los datos en unos meses.

Molesto porque la demócrata Hillary Clinton le derrotara en el voto popular, Trump ha atribuido varias veces ese resultado a votos depositados o contados de forma ilegal, pero no ha ofrecido ninguna prueba. Los 50 estados y el Distrito de Columbia han completado sus conteos sin informar de fraudes generalizados como los que denuncia Trump.

___

¿Y QUÉ HAY DE TRUE THE VOTE?

Phillips forma parte de la junta directiva de True the Vote, un grupo conservador que ha impugnado la validez de los censos electorales en varios estados. Documentos fiscales de 2014 indicaban que el grupo decía haber recaudado casi 1,2 millones de dólares y tener unos 50.000 voluntarios.

La plataforma fue fundada por Catherine Engelbrecht, que también inició el grupo del tea party King Street Patriots. Esa organización acaparó titulares a nivel nacional en 2010 tras enviar cientos de observadores a colegios electorales de la zona de Houston, provocando demandas de intimidación de grupos defensores de los derechos de las minorías.

Engelbrecht dijo el viernes que cree que millones de personas votaron de forma ilegal en las elecciones, pero admitió que "en este momento no hay forma de confirmarlo". Añadió que el grupo sigue sin tener registros de votantes de muchos estados, pero que espera empezar a publicar sus hallazgos para finales de la primavera.

King Street Patriots está sumido en una batalla legal por los esfuerzos demócratas de revelar la identidad de sus donantes. Está previsto que el caso llegue al Supremo de Texas el mes que viene.

___

¿QUÉ VIENE AHORA?

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo esta semana que Trump tomará medidas ejecutivas para lanzar una investigación sobre el fraude electoral. El republicano que lidera el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, Jason Chaffetz, de Utah, dijo que no ha visto pruebas de fraude en las elecciones de 2016 y que su comité no lo investigará. Sin embargo, Chaffetz dijo que Trump es libre de ordenar una investigación del Departamento de Justicia sobre el tema.

___

Siga a Paul J. Weber en: www.twitter.com/pauljweber

EDITOR'S NOTE _ A look at the veracity of claims by political figures