´Delicate Boundaries´
Chris Sugrue crea en un monitor microorganismos que reaccionan a la presencia humana incluso ´saliendo´ de la pantalla con juegos de proyección Chris Sugrue - Image by Science Gallery, Dublin

"Las ilusiones distorsionan los sentidos y mistifican nuestro pensamiento lógico. La mente humana puede ser fácilmente engañada. Esta muestra une la magia y la psicología, los efectos ópticos con el razonamiento científico y la confusión con la claridad", dicen los organizadores de la exposición.

La Science Gallery de Dublín (Irlanda) —que pertenece al Trinity College y une en su oferta cultural la ciencia y el arte— clausura el 29 de septiembre Illusion: Nothing is as it seems (Ilusión: Nada es lo que parece), una exhibición de instalaciones artísticas de efectos visuales y auditivos que incita al espectador a cuestionar la confianza en los sentidos y a abordar la magia desde un punto de vista neurológico.

Muchas de las piezas están pensadas para la contemplación. El artista Gregory Barsamian presenta una serie de esculturas cinéticas que giran en una estructura de metal: una luz estroboscópica ilumina las figuras de manera que parecen moverse en una secuencia creando "un conflicto entre la información sensorial y la lógica". Matt Kenyon provoca en su instalación Supermajor la sensación de que un reguero de combustible entra en una lata agujereada en lugar de salir de ella, en una referencia a que dependemos del petróleo y a la "falsa apariencia" de que el combustible es un recurso ilimitado.

El animal que imita expresiones humanas

Otras instalaciones requieren la intervención del visitante. Chris Sugrue crea en la imagen digital de un monitor unos microorganismos que reaccionan a la presencia humana incluso saliendo de la pantalla con sencillos juegos de proyección para reflejarse en el cuerpo del espectador como si escaparan de su cautiverio, desafiando su condición virtual. En la obra de la artista Karolina Sobecka un "espejo interactivo" superpone la cara de un animal al rostro humano e imita sus movimientos y expresiones en un ejercicio que simula empatía.

La magia es una fuerza inspiradora para el aprendizaje"La magia es una fuerza inspiradora para el aprendizaje. (...) Las falsas apariencias nos permiten apreciar mejor cómo vemos el mundo y esta exposición nos acerca al entendimiento de la magia en la mente", dice el comisario de la muestra Richard Wiserman, profesor de psicología en la universidad británica de Hertfordshire y mago profesional, que para la selección de trabajos ha contado con la ayuda del escapista e ilusionista irlandés Paul Rua Gleeson.