Detenidas por pedir reforma migratoria
Un total de 105 mujeres, varias de ellas inmigrantes indocumentadas mexicanas, fueron arrestadas frente al Capitolio, en el primer acto de desobediencia civil pacífico de su tipo para demandar al Congreso una reforma migratoria. JOSÉ LÓPEZ / NOTIMEX

Un total de 105 mujeres, varias de ellas inmigrantes indocumentadas mexicanas, fueron arrestadas este jueves frente al Capitolio en Washington, en el primer acto de desobediencia civil pacífico de su tipo para demandar al Congreso una reforma migratoria.

Las mujeres bloquearon la circulación, un acto sujeto a arrestoAl grito de "Sí se puede", el grupo de mujeres creó un círculo de camisetas rojas en la acera frontal al Capitolio, donde desplegaron una manta con la exigencia de una urgente reforma migratoria para 11 millones de inmigrantes indocumentados.

"¿Qué queremos?", corearon las mujeres mientras era sujetadas con esposas plásticas por parte de la policía del Capitolio. "Queremos una reforma migratoria", respondía el grupo, que fue apoyado por otro centenar de manifestantes apostados en las aceras.

Las mujeres bloquearon la circulación vehicular de las calles Independencia y Nueva Jersey, lo que constituye una violación sujeta a arresto. Decenas de agentes y patrullas habían sido desplegadas en preparación de las detenciones.

Escoltadas por la policía

Sin resistirse al arresto, las mujeres fueron escoltadas a camiones de la policía, donde se les recogieron las pertenencias antes de ser transportadas a un centro de detención del Distrito de Columbia.

He vivido 20 años en la sombra. No tengo temorMaría, un inmigrante mexicana que viajó desde California para participar en el acto de desobediencia, dijo no tener miedo de ser deportada.

"He vivido 20 años en la sombra. No tengo temor", dijo ataviada con la leyenda "Mujeres por la Reforma migratoria Justa".

Antes de la detención, las mujeres llevaron a cabo una movilización con cánticos y consignas frente al Congreso donde pidieron al liderazgo republicano, acelerar el trámite de una reforma migratoria y evitar que sea desplazada por temas como Siria.

Desobediencia civil

Activistas recordaron que tres cuartas partes de los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos son mujeres y niños.

Los miembros del Congreso parece que están dormidos en sus laurelesSe trató del mayor el acto de desobediencia civil de su tipo para demandar una reforma migratoria y el primero en ser integrado exclusivamente por mujeres.

Medea Benjamín, del grupo CodePink que ha realizado movilizaciones contra Siria en el Congreso, dijo que los legisladores republicanos deben estar listos para movilizaciones adicionales por la reforma migratoria.

Clarissa Martínez, del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), expresó su apoyo a la forma de lucha.

"Es una forma de participación democrática que obviamente sirve para llevarles el mensaje a los miembros del Congreso que parece están dormidos en sus laureles", dijo.

Como Luther King

El legislador demócrata de California, Xavier Becerra, lo comparó con las movilizaciones del defensor de los derechos civiles para los afroamericanos, Martin Luther King, y del líder campesino así como activista, Cesar Chávez.

"Mientras que sea algo pacífico, están expresándose como los ha hecho otros americanos en el pasado para un asunto bien importante en la vida de nuestras familias", señaló Becerra.