Bélgica firmó el viernes un acuerdo con Francia y Holanda para elaborar listas de pasajeros e introducir controles de pasaporte en los servicios ferroviarios Thalys y Eurostar.

La iniciativa aumentará la seguridad en los trenes de alta velocidad y ayudará a seguir la pista de delincuentes que puedan utilizarlos, indicó a la cadena VRT el ministro del Interior, Jan Jambon.

"El objetivo es tener el sistema operativo para final de año", indicó Jambon.

Alemania ha decidido no participar en el proyecto, señaló Jambon.

El pasado 12 de diciembre, un hombre llamado Anis Amri embistió con un camión contra un mercado en el centro de Berlín y mató a 12 personas. Amri murió cuatro días más tarde en un tiroteo con la policía italiana, tras viajar a Italia a través de Holanda, Bélgica y Francia.

"Si el sistema funciona, pueden unirse", señaló Jambon, señalando que "se acercan unas elecciones en Alemania. Quizá eso tenga algo que ver con (su decisión)".

Bélgica, Holanda y Francia forman parte de la zona Schengen de 26 países, en la que se puede viajar sin necesidad de pasaporte y no suelen hacerse comprobaciones de identidad de los pasajeros.

El nuevo sistema no se aplicará a líneas de autobuses ni a otros servicios regulares de trenes.