La fiscalía guatemalteca ha solicitado a la justicia que retire la inmunidad al diputado oficialista Julio Antonio Juárez Ramírez, a quién señala como el autor intelectual del asesinato de dos periodistas.

En marzo de 2015, los periodistas Danilo Zapón López y Federico Salazar fueron asesinados a plena luz del día y a pocos metros de una estación policial. Los atacantes viajaban en motocicletas en el municipio de Mazatenango, Suchitepéquez. En ese entonces, Juárez Ramírez se desempeñaba como alcalde del municipio de Santo Tomas La Unión, del mismo departamento.

La fiscal general Thelma Aldana, dijo en conferencia de prensa: "es altamente probable que (el diputado) sea el autor intelectual (del crimen), pero como goza del derecho de antejuicio tenemos que seguir el procedimiento para realizar la investigación". Por ello, la fiscalía solicita retirar la inmunidad y de este modo investigarlo sobre su participación en el crimen.

Según las pesquisas, Zapón López tuvo discusiones vía mensajes de texto con Juárez Ramírez por diferencias sobre un candidato político a ocupar un cargo en el cual el periodista tenía interés. Zapón le habría dicho a Juárez que apoyara ese candidato, pero éste se negó. Al no llegar a un acuerdo con Juárez, el periodista publicó en su sitio web llamado "El Sur", detalles de investigaciones contra el alcalde que hoy es diputado.

Según la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que también participó de las investigaciones, análisis de llamadas telefónicas entre el diputado, negociadores y sicarios dan cuenta que al verse amenazado Juárez contactó a una organización criminal que ejecutó los asesinatos. Según el comisionado de la CICIG, Iván Velásquez, las publicaciones pudieron llevar a Juárez Ramírez a pensar que su candidatura estaba en peligro.

Velásquez explicó que entre la discusión con el periodista, la comunicación con los negociadores que contrataron a los sicarios y el crimen pasaron solamente cuatro días. "Juárez Ramírez es el presunto autor intelectual de la muerte del periodistas Zapón López", dijo Velásquez en conferencia de prensa, donde también explicó que el crimen iba dirigido hacia el comunicador.

El comisionado agregó que un colaborador eficaz ayudó en la pesquisa y que por el crimen se habría negociado el pago de 25.000 quetzales, unos 3.311 dólares. Aún no se determina si se llegó a pagar tal suma.

El jueves, la fiscalía detuvo a Marco Antonio Paredes Palacios y Marco Tulio Cano Reina, a quienes se acusa por delitos de asociación ilícita y asesinato. Supuestamente, ambos habrían negociado el pago por la muerte de los periodistas.

En el ataque a los periodistas también resultó gravemente herido el reportero Marvín Tunches, por lo que a los implicados también se les harán cargos por intento de asesinato.

Juárez Ramírez llegó al Congreso de la república por el partido opositor Líder. Sin embargo, durante un año en funciones pasó por tres distintos partidos. Actualmente integra el partido Frente de Convergencia Nacional (FCN), que llevó al poder al presidente Jimmy Morales.