El gobierno boliviano pedirá explicaciones al embajador argentino en La Paz sobre declaraciones formuladas por la ministra de Seguridad de su país que relaciona a ciudadanos bolivianos, peruanos y paraguayos con el aumento del narcotráfico en Argentina.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo el jueves en rueda de prensa que el embajador Normando Álvarez fue convocado para las próximas horas en la cancillería.

La ministra de Seguridad argentina Patricia Bullrich, en declaraciones a una radioemisora argentina, señaló que el 33% de los presos con delitos relacionados al narcotráfico son de Bolivia, Perú y Paraguay por lo que el gobierno argentino avanzará en el endurecimiento de los controles migratorios y el ingreso de extranjeros con antecedentes penales, además de eventuales mecanismos de expulsión.

"Consideramos una apreciación desafortunada de la ministra argentina, porque no está respaldada por datos", explicó Romero. "Rechazamos la estigmatización que coincide con el discurso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que es un discurso xenofóbico", señaló.

El presidente Evo Morales y la anterior mandataria argentina Cristina Fernández, con quien tuvo una relación estrecha y de amistad, impulsaron medidas conjuntas en la lucha contra el narcotráfico. Ahora el líder boliviano busca un acercamiento con la administración del gobernante Mauricio Macri.