La reunión de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU que se ha celebrado este miércoles en la sede de la misión rusa ante las Naciones Unidas ha terminado sin avances en la propuesta de Francia para intentar materializar en una resolución el plan ruso para que Siria entregue sus armas químicas.

La reunión entre EE UU, Rusia, China Francia y Reino Unido se ha producido a puerta cerrada. Los representantes de Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido se reunieron a puerta cerrada y durante "casi una hora", según fuentes diplomáticas.

Francia no ha distribuido , por ahora, borrador alguno, ha explicado otra fuente tras el encuentro. Esta reunión ha tenido lugar en vísperas de la reunión en Ginebra del secretario de Estado de EE UU, John Kerry, y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, para abordar la propuesta de Moscú.

Kerry viaja este miércoles a Ginebra y cree que su reunión con Lavrov "durará probablemente dos días", con la posibilidad de que se alargue incluso hasta el sábado, según ha indicado la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en rueda de prensa.

El jefe de la diplomacia rusa aseguró este martes que su gobierno ya trabaja con las autoridades sirias en un "plan concreto, claro y eficaz" para poner bajo control internacional las armas químicas sirias.

Los responsables de la diplomacia rusa y estadounidense se reunirán este jueves La propuesta rusa consiste en identificar y destruir el arsenal químico de Siria, cuyo ministro de Exteriores, Walid Muallem, se comprometió ayer a aceptar ese plan y suscribir la Convención Internacional para la Prohibición de Armas Químicas.

El encuentro de este miércoles tuvo lugar también un día después de que tuviera que cancelarse a última hora una ronda de consultas de los quince miembros del máximo órgano de decisión de la ONU convocada por Rusia.

Francia mantiene abiertas "todas las vías" en el Consejo de Seguridad para "permitir el control efectivo y verificable" del arsenal químico sirio, en tanto que Rusia indicó que ya ha entregado a EEUU el plan para llevar a la práctica su iniciativa.

Mientras, el presidente de EE UU, Barack Obama, pidió ayer al Congreso que retrase un voto sobre un posible ataque militar en Siria mientras se agota una posible solución diplomática basada en el plan ruso.

Ban confía en las reuniones de Rusia y EE UU

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha celebrado la idea de llevar a cabo "discusiones internacionales serias" que puedan llevar a un acuerdo en el seno del Consejo de Seguridad sobre las armas químicas de Siria.

El jefe de la organización internacional ha alabado "la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de tomarse un tiempo para explorar esta oportunidad diplomática de alcanzar un objetivo crucial". En la misma línea, ha aplaudido la iniciativa de Rusia al proponer que Siria entregue sus armas químicas a la comunidad internacional para garantizar que no son usadas en el marco de la guerra civil, que suma ya dos años y medio.

"Confío en que las reuniones entre Estados Unidos y Rusia de esta semana sean productivas y permitan seguir adelante en el proceso para abordar la amenaza de las armas químicas sirias, con el que todas las partes se han comprometido", ha dicho.

El líder de la ONU también ha insistido en que "la confirmación del uso de armas químicas sería un crimen atroz por el cual debe haber rendición de cuentas y una determinación renovada para prevenir su repetición".