Agentes de policía del estado de Florida detuvieron al reverendo Terry Jones, conocido por ser un radical anti-islamista, cuando éste se disponía a quemar 2.998 coranes, uno por cada víctima del 9/11, en el aniversario del ataque a las torres gemelas.

Jones había planeado incendiar los 2.998 ejemplares del corán en un condado de Polk ya que según él, cada corán representaba "a cada una de las víctimas, a cada persona que fue asesinada por el Islam" en 2001. A Jones se le imputa un cargo de manejo de armas, relacionado con el transporte de estos libros rociados con keroseno.

Jones ya fue encarcelado en 2011 por planear una protesta frente a una mezquita Las autoridades del condado habían denegado la solicitud de permiso que había presentado Jones para utilizar el parque Loyce E. Harpe para la quema. Sin embargo, aquella negativa no frustó sus planes ya que al parecer tenía intención de presentarse igualmente en los actos de homenaje al 11-S que se iban a celebrar en el lugar y una vez allí quemar los libros.

Jones es conocido por profanar en público y en actos mediáticos el libro sagrado del islam, el corán. En 2010 amenazó con quemar ejemplares del corán si el proyecto de construir una mezquita cerca de la zona cero no era cancelado. Entonces, hasta el presidente de EU Barack Obama medió para que aquel acto no se produjera y no se crearan conflictos internacionales. 

Sin embargo, en marzo de ese año, Jones hizo un simulacro de juicio contra el corán y en presencia de varios miembros de su iglesia lo declaró "culpable" y lo quemó, lo que provocó numerosas reacciones internacionales.

Terry Jones, pastor y líder de la iglesia Dove World Outreach Center en Florida, ya fue encarcelado por un corto período de tiempo en 2011 por planear una protesta en la que pretendía quemar un corán frente a la mezquita más grande de Estados Unidos.

Los actos de provocación contra el islám de Jones se han seguido repitiendo hasta tal punto que en 2012 Egipto solicitó su detención y extradición para ser juzgado por burlarse del corán y por delitos contra la unidad nacional del país.