La tasa de paro en España descendió en el último trimestre de 2016 al 18,6%, el nivel más bajo en siete años, señaló el jueves el Instituto Nacional de Estadística.

El número de parados descendió en 83.000 personas desde octubre a diciembre del año pasado hasta un total de 4,2 millones, dijo el instituto.

El desempleo cayó 2,3 puntos porcentuales a lo largo de 2016, después de cerrar 2015 con una tasa del 20,9%, según el INE.

La tasa de desempleo para menores de 25 años pasó de un 46% a finales de 2015 hasta un todavía muy alto 43% un año después.

A pesar de las mejoras recientes, la tasa de paro española todavía es la segunda más alta, por detrás de la griega, en la Unión Europea de los 28.

El gobierno conservador del presidente Mariano Rajoy quiere reducir el desempleo y acelerar el crecimiento económico. Para ello, quiere seguir con el ritmo actual de crear entre 400.000 y 500.000 puestos de trabajo al año para alcanzar los 20 millones de empleados en 2020. El año 2016 cerró con 18.5 millones de empleados.

España registró su mayor nivel de desempleo en 2013, cuando alcanzó el 27%, para luego comenzar a descender a medida que el país emergía de una dura crisis económica.

"Falta mucho por hacer, pero cinco años consecutivos de crisis económica no se resuelven en un cuarto de hora," señaló Rajoy el jueves en declaraciones a la emisora de radio Onda Cero.

El instituto tiene previsto publicar la próxima semana los datos macroeconómicos del país. Se espera que indiquen un crecimiento del 3,2% en 2016, afianzando la posición de la economía española como una de las de mayor crecimiento en la UE.