Elon Musk ha pasado de mirar a las estrellas a idear un proyecto para la Tierra. Bajo tierra, al parecer.

Solo semanas después de escribir en Twitter "el tráfico me está volviendo loco" y "voy a construir una máquina para perforar un túnel y empezar a excavar", el fundador de SpaceX y Tesla dijo que esto está a punto de suceder.

"Excitantes avances en lo relativo al túnel", tuiteó el miércoles. "Planeo empezar a excavar en un mes o así".

Sus enigmáticas declaraciones generaron especulaciones sobre otra fantástica idea de transporte de Musk, quien construye cohetes orbitales con su empresa Space Exploration Technologies, más conocida como SpaceX, con sede en Hawthorne, California, cerca del aeropuerto internacional de Los Ángeles (LAX).

Pero los tuits no dejan claro su plan para el túnel.

Los mensajes de Musk en la red social no ofrecieron pistas sobre las dimensiones de la infraestructura, a donde irá y si será para sus autos eléctricos Tesla, para trenes de metro, para su futurista "hyperloop" o para algo totalmente diferente.

Otro tuit indicó que el punto de inicio estaría "al otro lado de mi mesa en SpaceX. Crenshaw (Boulevard) y la autopista 105, que está a 5 minutos de LAX".

No hubo respuesta inmediata a un correo electrónico de The Associated Press pidiendo comentarios al gerente interino de la ciudad de Hawthorne, que también es el director de obras públicas y el ingeniero de la localidad. No se han mencionado ninguno de los requisitos básicos de un proyecto de infraestructuras de esta envergadura, como informes de impacto ambiental, audiencias públicas, informes geotécnicos, estudios de infraestructuras subterráneas ya existentes o de ruidos y vibraciones.

Estas obras suelen requerir años de planificación y enormes máquinas que pesan cientos de miles de kilos (libras). Hace unos años, cuando la firma Traylor Brothers Inc. se embarcó en una obra para enlazar líneas de transporte subterráneo del condado de Los Ángeles, señaló que sólo completar tuneladora tomaría unos ocho meses.

Musk tampoco especificó si el "tráfico" que le molestaba era el enjambre de vehículos que circula por el lado oeste de Los Angeles, el acceso al estacionamiento de SpaceX o un internet masificado.

Sí utilizó la palabra "aburrido". Tres veces.